Eduardo Pérez Iribarne
Eduardo Pérez Iribarne

Viernes 22 julio 2016.

            Pedro Pablo Kuczynski (PPK) será posesionado como Presidente del Perú el próximo jueves 28 de julio. Es de esperar que en las ceremonias protocolares de Lima esté presente una comisión oficial boliviana del más alto nivel. Perú es un vecino importante y sobre todo en esta coyuntura tras la polémica visita oficial – privada del canciller David Choquehuanca, con una numerosa comitiva, al norte chileno en días recientes, para inspeccionar la situación portuaria chilena en Arica y Antofagasta para el autotransporte nacional tanto de exportación como de importación.

            El gobierno ha enfatizado en varias ocasiones la conveniencia de que nuestro comercio exterior por el Pacífico use también los puertos peruanos de Ilo y Matarani. Quizás esa iniciativa debiera hacerse concreta más temprano que tarde.

            La cercanía humana con el flamante Presidente del Perú PPK pudiera ser motivo de una amistad inicial para que la diplomacia con ese vecino tan estratégico para Bolivia  nos produjera beneficios multiplicados. Nuestras relaciones tradicionales con ese país han sido cordiales en las palabras pero poco productivas en objetivos concretos.

            Los vínculos con nuestros actuales cinco vecinos: Argentina, Paraguay, Brasil, Perú y Chile no son especialmente cordiales y esta situación debiera a ser revertida precisamente a partir del próximo 28 de julio en Lima. Los gobiernos del mundo se manejan no tanto por afinidades ideológicas sino por intereses económicos y políticos. Es urgente tomar nota en nuestro país que vivir aislados no nos beneficia ni tampoco nos ayuda mantener como socios a gobiernos sudamericanos desprestigiados por su corrupción y por cargar sobre los hombros de sus pueblos tanta injusticia, hambre y miseria.

Gracias, epi

Comments are closed.