El canciller de Chile, Heraldo Muñoz. (Minrex)
El canciller de Chile, Heraldo Muñoz. (Minrex)

Como “lógico” calificó el canciller chileno Heraldo Muñoz el anuncio realizado la mañana del miércoles por el presidente boliviano Evo Morales, de no quitar visas a diplomáticos chilenos, en respuesta a la decisión del gobierno trasandino  de retirar los permisos a las autoridades bolivianas tras la polémica visita que realizó su par David Choquehuanca a los puertos de Arica y Antofagasta.

A través de su cuenta en la red social Twitter, Muñoz indicó que es “lógico” porque “Chile sí respeta a Bolivia y las prácticas diplomáticas entre países libres”.

Sin embargo, el hecho de que el canciller boliviano no hiciera nunca oficial su visita a Chile, que se trasladó a la nación austral con una delegación compuesta por 60 personas, sirvió para exacerbar los ánimos en ambos países que desde 1978 mantienen suspendidas las relaciones diplomáticas y se limitan solo al ámbito consular.

La idea del jefe de la diplomacia boliviana, quien arribó el domingo pasado a la ciudad chilena de Arica, tenía por objeto comprobar si eran ciertas las denuncias de los camioneros bolivianos, quienes se quejan de que Chile pone dificultades al libre tránsito y acceso a los puertos, garantizado en el Tratado de Paz y Amistad de 1904.

Al mutuo envío de sendas notas diplomáticas de queja, este martes se sumó el anuncio por parte del ministro Muñoz de la revocación del convenio de visas diplomáticas con Bolivia.

“En adelante todos los funcionarios diplomáticos y funcionarios del Gobierno boliviano requerirán de una visa estampada en su pasaporte para poder entrar a nuestro país”, informó el canciller.

La decisión afectará al personal diplomático, pero no a los ciudadanos del país altiplánico, quienes podrán seguir utilizando su carné de identidad para entrar en Chile, puntualizó el ministro Muñoz.

SANTIAGO DE CHILE/Agencias

Comments are closed.