El general Gary Prado Salmón. (Archivo)
El general Gary Prado Salmón. (Archivo)

El Tribunal Primero de Sentencia de la ciudad de La Paz determinó este martes separar del juicio por el caso Rosza al general Gary Prado Salmón, por motivos de salud, informó su abogado e hijo Gary Prado Arauz.

“El tribunal leyó la resolución por la cual dispone la separación del general Prado del proceso para que cuando esté restablecido en su salud, otro tribunal lo juzgue a él solo”, dijo Prado Arauz.

El juez Sixto Fernández aceptó la petición realizada por la defensa de Prado Salmón para que sea juzgado individualmente por otro tribunal cuando mejore su estado de salud, explicó Prado Arauz.

Agregó que la Fiscalía y el Ministerio de Gobierno anunciaron apelación a la decisión del juez Fernández.

Gary Prado Salmón dirigió el 7 de octubre de 1967 la patrulla que capturó al combatiente argentino-cubano Ernesto “Che” Guevara en el sureste de Bolivia, sitio donde estaba operando un foco guerrillero.

El 8 de octubre el presidente René Barrientos Ortuño dio la orden de ejecución del argentino – cubano en la escuela de la población de la Higuera, donde estaba prisionero.

Un movimiento ciudadano pidió las pasadas semanas la amnistía al presidente Morales para el militar, pero la respuesta fue negativa, además el Mandatario acusó a Prado Salmón de ser el asesino de Guevara.

Prado Salmón quedó paralizado de la cintura para abajo en 1981 cuando un disparo producto de una mala manipulación de armas de uno de sus camaradas le hirió en la columna.

El general está acusado de los supuestos delitos de terrorismo y alzamiento armado en un caso que lleva tratándose en la Justicia desde abril de 2009, cuando la Policía acabó con un grupo armado de extranjeros que supuestamente apoyaban a líderes autonomistas para buscar la secesión de la próspera región de Santa Cruz.

SANTA CRUZ/Fides

Comments are closed.