Eduardo Pérez Iribarne
Eduardo Pérez Iribarne

Jueves 14 julio 2016.

                        La Libra Esterlina ha caído en sus niveles ms bajos desde hace 31 años, los bienes inmuebles británicos se deprecian, los inversionistas extranjeros dudan sobre el futuro del Reino Unido  y las amenazas de rupturas territoriales interiores no paran.

                        Pero Theresa May, con 60 de edad, que estuvo al frente del Ministerio del Interior 6 años consecutivos, récord en los últimos 50 años, es “La Dama de Hielo” sin pasiones fuera de sus objetivos. Sus decisiones serán claras, directas y efectivas para solucionar los grandes interrogantes del tiempo presente en Gran Bretaña y en Europa.

                         Los tres problemas que los electores en el pasado referendo del 23 de junio quieren solucionar son: migración descontrolada, crisis bursátil y burocracia europea.

                        No parece probable que el gobierno de Londres espere hasta el 2018 para salir de la Unión. Lo hará en algunos meses más. May no demora, sabe que la salida británica es esperada, no sólo por los banqueros londinenses, sino por el pueblo británico.

                   Los dueños del dinero están desprestigiados por especuladores. Londres no repetirá la burocracia de Bruselas, capital europea continental a partir de ahora. La “City”  seguirá como centro financiero mundial por su experiencia y por su eficaz visión global en el manejo del dinero.

                        Las fronteras británicas tendrán mayores controles, la libra recuperará la confianza y los inversionistas volverán a confiar en ese gran país.

                        May conseguirá el “milagro” del éxito. En el mundo de hoy no abundan los personajes como “La Dama de Hielo”. Logrará soluciones a los problemas, en gran parte, provocados, por líderes políticos desorientados. Ella es una máquina de trabajo efectivo.

Gracias, epi

Tu comentario

Comments are closed.