Eduardo Pérez Iribarne
Eduardo Pérez Iribarne

Lunes 11 julio 2016.

                         El estadounidense Jeffrey Sachs escribió el pasado 25 de junio un artículo titulado “El significado del Brexit”. Según el autor, ese referendo expresó una triple protesta: (a) contra la oleada migratoria, (b) contra los banqueros de Londres y (c) contra la burocracia europea. Hasta aquí el aporte de Sachs.

(a) Las migraciones de los países emergentes hacia los más avanzados se han convertido en el fenómeno más trascendente de estos primeros años del siglo XXI. Esos flujos legales e ilegales, son resultado de la globalización. La gente más atrasada huye de sus gobiernos, con frecuencia corruptos, y pretende alcanzar mejores condiciones de vida en las naciones con mayores niveles de bienestar.

(b) La banca londinense se ha convertido en arma para que las diferencias económicas entre ricos y pobres se multipliquen. Esta tragedia parece fruto del manejo fraudulento de los poderosos. Los ingleses y galeses más empobrecidos se rebelaron con sus votos para decir: hasta aquí nomás. Votaron por la salida de Europa por tanto abuso de los poderosos en contra de los débiles y exigen ahora un cambio verdadero, no discursivo.

(c) La burocracia europea perdió una década en reuniones, viajes, promesas, y decisiones erradas. Los resultados están a la vista. Por un lado, Europa parece un espejismo de felicidad para las gentes más pobres de África y del Medio Oriente y, sin embargo sus niveles de desempleo, sobre todo para los más jóvenes, no se reducen y la frustración ciudadana crece incontenible.

                         El exit (salida) de Gran Bretaña de la Unión Europea, tras 43 años de vida en común, ha sido producto de la frustración de los británicos más pobres. Mañana martes escribiré con este título: ¿Soluciones?

Gracias, epi

 

Comments are closed.