El canciller Heraldo Muñoz junto a la Presidenta Bachelet tras entregarle ayer la contramemoria. (La Tercera)
El canciller Heraldo Muñoz junto a la Presidenta Bachelet tras entregarle ayer la contramemoria. (La Tercera)

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, recibió ayer una copia de la contramemoria a la demanda marítima que le inició Bolivia en la Corte de Justicia de La Haya. El documento fue entregado por el canciller Heraldo Muñoz y el agente chileno ante La Haya, José Miguel Insulza, en una reunión en el Palacio de La Moneda que duró poco más de 40 minutos.

Según una publicación de la Tercera de Chile, se trata del documento que responde a la memoria ingresada en abril de 2014 a la Corte Internacional de Justicia por el gobierno de Evo Morales, en la que se incluyeron los argumentos de la solicitud para que se obligue a Chile negociar una salida con soberanía al Pacífico.

El escrito contempla, además, cinco libros con datos anexos sobre el asunto.

A la conclusión de la reunión, Bachelet confirmó que será el propio canciller quien viajará a La Haya junto a Insulza para entregar personalmente el texto al tribunal, lo que será antes del plazo, que vence el 25 de julio próximo, aunque no precisó el día exacto.

“Tanto el canciller como el agente viajarán para entregar una copia de esta contramemoria”, dijo la jefa de Estado.

Además, comentó que el documento “contiene sólidos fundamentos jurídicos e históricos”, y destacó que “este es un trabajo de altísima calidad, coordinado, hecho por expertos, por juristas internacionales y nacionales, por profesionales”.

La Mandataria también reiteró que la soberanía de su país no está en juego de ninguna manera, además dijo que “en esta fase vamos a demostrar que, más allá de toda duda, no existe ninguna obligación de negociar (un acceso de Bolivia al mar)”.

Por su parte Muñoz se mostró satisfecho por el documento final y sostuvo que “lo que hay es una discusión (respecto a) si las conversaciones que tuvieron lugar a través de la historia entre Bolivia y Chile constituyen una obligación, cuestión que nosotros decimos que no corresponde, porque es de la naturaleza de las relaciones internacionales el sentarse a escuchar y tener intercambios diplomáticos”.

Por ahora, el contenido de la contramemoria chilena es de carácter reservado -según establece la Corte de La Haya-, al menos hasta que comiencen los alegatos.

Luego que Chile entregue la contramemoria, Bolivia debe ingresar al tribunal internacional un documento de respuesta, denominado “réplica”, lo que a su vez debe ser contestado por Chile a través de una “dúplica”. Esto, antes de que se inicie la fase oral del juicio.

LA PAZ/Fides con información de La Tercera

Comments are closed.