Eduardo Pérez Iribarne
Eduardo Pérez Iribarne

Viernes 08 julio 2016.

                        El embajador de Francia en Bolivia, Denys Wibaux, visitó ayer jueves a mediodía a los discapacitados acampados en el centro de la ciudad de La Paz desde hace dos meses y medio. La visita informal se prolongó durante casi una hora. Wibaux escuchó con atención a dirigentes de los discapacitados en su requerimiento de que el gobierno les reciba para llegar a un entendimiento. El embajador se abstuvo de emitir criterios.

                        Natividad Quispe llegó también ayer al programa “El Café de la Mañana” de Fides, Radio y TV, para denunciar que dos hombres, uno de civil y otro con uniforme policial, acuchillaron su carpita dejándola agujerada. Les había cobijado a ella con dos de sus hijos, uno de ellos discapacitado, para defenderse del frío de la noche paceña. Ella, entre sollozos, preguntaba mirando a las cámaras”: ¿Qué daño hemos hecho por reclamar una pensión al gobierno?

                        Por su parte, el alcalde paceño, Luis Revilla, declaró a Fides Radio y TV en el mismo programa de la víspera que deseaba se concretara un arreglo entre discapacitados y gobierno antes del 15 de julio para que las ceremonias en homenaje a Pedro Domingo Murillo, protomártir de la lucha en La Paz por la independencia americana, se pudieran celebrar, como es tradicional, en la céntrica plaza con el mimo nombre. En la actualidad se encuentra enrejada para evitar que los discapacitados puedan ingresar.

                        El gobierno se niega a recibir a los discapacitados para llegar a un acuerdo, que parece sencillo, sobre las pensiones mensuales que solicitan. La insensibilidad del gobierno en este tema no tiene precedentes. La población muestra solidaridad y cariño hacia los acampados con alimentos y ayudas diversas.

Gracias, epi

Comments are closed.