Marcha de la COB. (APG)
Marcha de la COB. (APG)

El paro de 72 horas decretado por la Central Obrera Boliviana (COB) exigiendo la derogación de la norma que cierra la Enatex, concluyó este viernes con un saldo de un número indeterminado de detenidos en Cochabamba y La Paz, más de una decena de manifestantes y policías heridos en los enfrentamientos y sin conseguir que el Gobierno cambie de posición.

Las ciudades donde más intensidad tuvo la medida fueron Quillacollo y La Paz por los bloqueos y enfrentamientos que se tuvieron durante los tres días que duró el paro movilizado.

En las otras capitales de departamento y en ciudades intermedias la contundencia de las movilizaciones fue mínima y sectores como el magisterio determinaron no participar en las movilizaciones.

Los sectores productivos no participaron en la medida convocada por la central sindical, pero es el caso de los mineros enviaron delegaciones a las movilizaciones de La Paz, Oruro y Cochabamba.

Diálogo

La posibilidad del diálogo entre el Gobierno y la COB está abierta según sostienen los dos lados, pero cada uno tiene su interpretación de cómo debe retomarse la mesa de negoción.

El Gobierno afirma que el 16 de junio se llegó a un acuerdo con la central sindical por la que solo se modificaría un artículo del decreto 2765 y se plantearía la creación de una ley del funcionario público.

La COB sostiene que para sentarse a negociar con el Gobierno, deben establecerse los compromisos de abrogar la norma que cierra la Enatex, llevar a los trabajadores de las empresas públicas  a la Ley General de Trabajo y derogar El Estatuto del Funcionario Público.

El jueves el Gobierno mediante una carta hizo conocer que un condición básica para volver a dialogar es que los sindicatos dejen sus medidas de presión.

Por su parte los dirigentes de la central de los trabajadores, pidieron a su vez que toda nueva negociación sea pública y con presencia de los medios de comunicación.

Balance

El secretario Ejecutivo de la COB, Guido Mitma, indicó que el próximo lunes se reunirán en ampliado de emergencia para realizar un balance y ver si se determina un paro indefinido con bloqueo de caminos.

Por su parte el Gobierno mediante el ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso dijo que la medida no tuvo la repercusión esperada y que pese a eso continúan tendiendo la mano a los dirigentes para llegar a una solución.

Tu comentario

Comments are closed.