Eduardo Pérez Iribarne
Eduardo Pérez Iribarne

Martes 28 junio 2016.

                         La decisión del pueblo británico, sobre todo en las zonas más empobrecidas de Inglaterra y Gales en el referéndum del Brexit del pasado jueves 23 de junio de 2016, nos afectará en Bolivia tarde o temprano. ¿Por qué? Porque los inversionistas en el mundo han recibido un golpe duro, sobre todo en su área más sensible: la confianza.

                         En Europa las críticas al todavía Primer Ministro, David Cameron, por haber propiciado este referéndum se han multiplicado. Según informes recientes de prensa, hay más de cuatro millones de firmas que exigen un nuevo referéndum sobre el “exit” (salida) o el “remain”(permanencia)  del Reino Unido de Gran Bretaña en Europa, sobre todo de la gente más joven. Pero, las causas de ese “exit” son mucho más complejas y profundas de lo que los críticos a esa decisión popular parecen haber copiado.

                         Si se mantiene la salida británica de Europa, los inversionistas del mundo  perderán la confianza no sólo en uno de los países más sólidos y con mejores instituciones del mundo, como es el Reino Unido, sino en todos los demás; sobre todo en los que tienen instituciones más débiles y menos confiables como el nuestro, salvo que sus inversiones sean “golondrinas” de muy corto plazo y de mucha corrupción.

                         El Ministro Luis Arce Catacora estuvo hace poco en Londres para solicitar inversiones. No le fue muy bien y con el Brexit las posibilidades futuras son peores. La capital británica es centro financiero mundial y la decisión mayoritaria de los británicos por separarse de Europa no favorece su futuro.

                         Los británicos más empobrecidos han querido decirle adiós a Europa con la esperanza de que su situación futura mejore. El desempleo inglés no se detiene y los electores culparon a Europa de su tragedia. Nadie sabe su desenlace todavía.

                            Mañana  miércoles escribiré más sobre el tema.

Gracias, epi

Tu comentario

Comments are closed.