Eduardo Pérez Iribarne
Eduardo Pérez Iribarne

Domingo 26 junio 2016.

                         El pasado jueves, 23, el “Instituto para la Economía y la Paz” presentó en Madrid su documento sobre el índice de paz en el mundo del 2016. Es el décimo consecutivo pues ese informe se lleva presentando en la capital española desde el 2007.

                         Fueron estudiados 163 países en todo el mundo en relación al estado de la paz en sus sociedades, tomando en cuanta 24 variables diferentes: homicidios, atracos, actuación judicial, eficiencia policial, instituciones garantes de los derechos humanos, percepción ciudadana sobre su seguridad y otras. Bolivia ocupó el puesto 88, poco más de la mitad de la tabla. La posición boliviana en estos últimos diez años no ha registrado variaciones significativas. Su mejor ubicación fue el 2014 con el puesto 70 y la peor el año pasado en el 90.

                         Los seis países latinoamericanos más seguros para su gente, con más paz social son, por este orden y con su ubicación en la clasificación mundial:

                         Chile 27 – Costa Rica 33 – Uruguay 35 – Panamá 49 – Argentina 67 y Ecuador 76.

                         En contrapartida los seis latinoamericanos más peligrosos para la paz de sus habitantes son los siguientes con su ubicación en la clasificación mundial:

                         Colombia 147 – Venezuela 143 – México 140 – Guatemala 117 – El Salvador y Honduras ambos con la posición 111.

                         Los cinco países más seguros en el mundo son:

                         1º.  Islandia – 2º Dinamarca – 3º Austria- 4º Nueva Zelanda y 5º Portugal. Cuatro europeos y uno de Oceanía.

                         Los cinco Estados más peligrosos del planeta, según la clasificación del “Instituto para la Economía y la Paz” ubicado en Madrid son:

                         163 Siria – 162 Sudán del Sur – 161 Irak – 160 Afganistán y 159 Somalia. Son tres asiáticos y dos africanos.

                         La paz social es la riqueza más importante en la vida humana.

 Gracias, epi

Comments are closed.