Un vehículo de Policía traslada en cuerpo de Ana María Fortún. (APG)
Un vehículo de Policía traslada en cuerpo de Ana María Fortún. (APG)

Las contradicciones sobre Ana María Fortún comenzaron una vez que el fiscal de materia de La Paz, Marco Antonio Vargas, afirmó este jueves que la fallecida sería convocada para declarar dentro del caso Zapata, el fiscal General, Ramiro Guerrero aseveró que no había investigación abierta contra ella.

Según el fiscal Varga ella sería la persona quien habría entregado a Gabriela Zapata cinco mil dólares para que contrate a un menor para que fija ser el hijo de Evo Morales y se presente ante el juez.

De acuerdo a la investigación del Ministerio Público la fallecida sería la propietaria de la casa donde vivía la expareja de Evo Morales en la zona sur de La Paz en el barrio de La Rinconada. La suma que habría pagado Zapata sería de 260 mil dólares.

Su hermana, Ximena Fortún, fue detenida esta semana acusada de haber prestado a Zapata la suma de 5.000 dólares para pagar a los padres del niño que fue presentado ante una juez como el hijo del presidente Evo Morales.

En conferencia de presa el Fiscal General indico que la señora Fortún  no era investigada por el caso Zapata.

Ximena y Ana María son hijas del fallecido dirigente político de Acción Democrática Nacionalista (ADN) y exministro de Gobierno, Guillermo Fortún, fallecido el 15 de septiembre de 2012, cumpliendo una detención preventiva en la cárcel de San Pedro,  por gastos reservados sin respaldo por 18 millones de bolivianos.

LA PAZ/Fides

Tu comentario

Comments are closed.