Eduardo Pérez Iribarne
Eduardo Pérez Iribarne

Miércoles 15 junio 2016.

            El teleférico paceño es el primer sistema aéreo metropolitano de transporte público masivo en el mundo. Cada día centenares de miles de ciudadanos lo usan para realizar sus gestiones habituales tanto en la ciudad de La Paz como en El Alto.

            La puesta en marcha del teleférico fue sabia decisión del Presidente Evo Morales en beneficio de esta ciudad de aproximadamente unos 900,000 habitantes, vecina espalda con espalda de El Alto, misma que abriga a 850,000. El transporte público cotidiano entre ambas urbes llega a trasladar hasta 450,000 pasajeros.

            Más allá de las inevitables peleas en un país que ha hecho de la política su deporte favorito; tanto el transporte público gubernamental con el teleférico por aire como el bus municipal Puma Katari por tierra podrían unirse para que, ¡por fin!, hubiera un transporte público estatal y los habitantes metropolitanos se liberaran de los tradicionales abusos de transportistas privados que dominan el traslado de multitudes en el área metropolitana.

            Pero, nuestra política en vez de unir divide a los unos contra los otros porque los intereses económicos mandan sobre las conductas en general. Existen excepciones de personas eficientes y honestas pero son lunares nada más.

            La ciudad de La Paz se asienta sobre terrenos con más de 300 corrientes de agua.   La construcción de un tren subterráneo es un desafío técnico y económico de magnitud. El comercio es actividad mayoritaria, los comerciantes necesitan ir y venir por negocios. El transporte público es muy utilizado. Por tanto, seria urgente un trabajo mancomunado entre el teleférico y buses. La población metropolitana ovacionaría a Evo y a todos los alcaldes.

Gracias, epi

Tu comentario