el canciller de Chile, Heraldo Muñoz y su similar de Bolivia, David Choquehuanca. (Internet)
el canciller de Chile, Heraldo Muñoz y su similar de Bolivia, David Choquehuanca. (Internet)

Tal como había confirmado el lunes el canciller David Choquehuanca, Bolivia utilizó su espacio en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) para referirse a los dos conflictos con Chile: La demanda en la que solicitan una salida al mar con soberanía y el diferendo por el río Silala.

«Invito a todos los Estados a alentar los esfuerzos que realiza Bolivia para encontrar una solución efectiva y conveniente entre ambos países», dijo Choquehunca frente a la demanda marítima.

Después, el Canciller de Bolivia se refirió a la decisión de Chile de presentar una demanda ante la CIJ contra Bolivia, en la que pide que se declare que el Silala es un río internacional. El canciller boliviano refutó esta postura señalando que se trata de «manantiales que se encuentran exclusivamente en territorio boliviano».

«Bolivia saluda que el gobierno de Chile haya decidido finalmente respetar y someterse al derecho internacional. Estamos seguros que la verdad nuevamente se impondrá»

«El gobierno de Chile pide que declare que se trata de un río internacional. La realidad es otra, la realidad es diferente: se trata de un sistema de manantiales que fueron drenados y canalizados por empresas chilenas previa autorización de Bolivia para el uso de locomotoras a vapor en el siglo XIX. Pero frente al uso arbitrario de estas aguas del Silala Bolivia anunció que acudiría a la corte para demandar a Chile por el uso ilegal de las aguas», agregó.

Ante ello Choquehuanca dijo que «Bolivia saluda que el gobierno de Chile haya decidido finalmente respetar y someterse al derecho internacional y resolver en paz y justicia nuestros diferendos, saludamos que el gobierno de Chile respete el pacto de Bogotá y respete nuestros mecanismos de solución pacífica de controversias. Estamos seguros que la verdad nuevamente se impondrá».

La réplica de Muñoz

La respuesta no se hizo esperar. Minutos después el canciller de Chile Heraldo Muñoz manifestó en el foro que «resulta extraño que Bolivia traiga este tema a la asamblea general. Le compete solamente a la Corte conocer de este asunto y como dice su reglamento ese asunto cuando se lleva a la Corte no puede ser conocido por otro foro u organismo internacional».

«Y sin embargo acá está Bolivia nuevamente trayendo un asunto bilateral y además tomando en cuenta las noticias que conocemos, que el Presidente de Bolivia ha anunciado su intención de abandonar la OEA y sin embargo el ministro trae este asunto bilateral a este foro», reclamó.

Sobre el tema marítimo, Muñoz manifestó que «no hay nada pendiente entre Chile y Bolivia, porque todos los asuntos fronterizos quedaron zanjados el año 1904, en un tratado que fijó de manera perpetua y definitiva las fronteras entre los dos países».

«Para evitar la incerteza jurídica hemos acudido a la corte, para que se determinen que es un río internacional. Nadie puede dudar de las intenciones de nuestro país, del apego al derecho internacional»

«Bolivia ha pretendido con una demanda que hemos calificado de artificial basada en un concepto de obligar a negociar que no tiene precedente en el derecho internacional y que nunca Bolivia le planteó a Chile, porque no hay una palabra algún planteamiento de obligación de negociar de Bolivia a Chile y lo que sí hay es acceso real y efectivo al mar de Bolivia a través de ese tratado que garantiza el más amplio y libre tránsito», remarcó.

En este sentido, Muñoz recordó que en el puerto de Arica «el 80% de la carga es carga boliviana».

«Bolivia tiene acceso al mar, Chile permite que Bolivia tenga aduanas y agentes de aduanas en los puertos, que tenga almacenaje gratis. Ni los chilenos tienen esas garantías. Ningún impuesto y además de eso un conjunto de facilidades que van más allá del tratado», explicó.

Es por ello que resumió: «Que no nos vengan a decir que Bolivia no tiene acceso al mar».

En cuanto al tema del Silala, Muñoz remarcó que «Chile es un país respetuoso del derecho internacional y se defenderá donde corresponde. Seguiremos haciendo uso de los mecanismos de solución de las controversias y por eso hemos demandado a Bolivia por el Silala, que Bolivia dice que es un manantial».

Muñoz explicó que el que sea un manantial no es excluyente con que sea un río internacional: «El Támesis, el Rin, el Amazonas, nacen en manantiales y cruzan fronteras», ejemplificó.

Es por ello que dijo que «de modo de evitar la incerteza jurídica y las amenazas del gobierno boliviano, que han incluido agravios como que Chile le roba el agua a Bolivia, cuando cruzan por la pendiente, por la inclinación a Chile, por la única ley que Bolivia no puede cambiar, la ley de gravedad. Por eso, para evitar la incerteza jurídica hemos acudido a la corte, para que se determinen que es un río internacional».

Finalmente, Muñoz manifestó que «nadie puede dudar de las intenciones de nuestro país, del apego al derecho internacional, pese a todo seguimos tendiéndole una mano a Bolivia para, en algún momento, restablecer las relaciones diplomáticas, de manera inmediata y sin condiciones. Lo digo aquí y lo he dicho antes».

«Y que no nos responda Bolivia con insultos al pueblo chileno, como lo han hecho reiteradamente, incluso a periodistas que son calificados de espías. Bolivia ha dicho que cuatro presidentes de América Latina son lacayos del imperialismo porque han seguido un camino de integración que a Bolivia no le gusta», concluyó.

Choquehuanca responde

Choquehuanca replicó a Muñoz recordando que la agenda de los 13 puntos para “resolver todos los temas pendientes», entre los cuales mencionó el Silala y la demanda por una salida al mar.

«Estamos seguros de que una corte internacional nos va a decir la verdad sobre todos estos temas, pero no podemos dejar de decir que hay temas pendientes, que no hemos podido resolverlos bilateralmente, y por eso están en la corte internacional», concluyó.

SANTO DOMINGO, REPÚBLICA DOMINICANA/Agencias

 

Tu comentario

Comments are closed.