Ximena Fortún. (Archivo)
Ximena Fortún. (Archivo)

Ximena Fortún y María del Carmen Arce fueron aprehendidas por la Fiscalía la noche del lunes y remitidas a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) para el martes ser trasladadas a las celdas del Palacio de Justicia, donde deberán esperar su audiencia de medidas cautelares acusadas de trata y tráfico de personas. Las dos mujeres son parte de la investigación sobre el Caso Gabriela Zapata.

En un breve contacto con los medios de comunicación Fortún afirmó “me encuentro aquí por mostrar mi solidaridad cristiana y apoyar a una amiga, y no entiendo lo que está pasando”

Dijo que fue aprehendida en su domicilio, pero advirtió que desde hace un par de días era vigilida por la Policía, por la permanencia de varios vehículos cerca de su residencia.

Sobre el supuesto hijo de Zapata dijo “No hice nada nunca creí en la existencia del niño, pese a que ella lo mencionaba de manera permanente. A la que conocí fue a su hija una niña adorable”.

Dijo que ella no considera que deba estar detenida y le extraño que Zapata la nombrara si ella solo es su amiga y la persona que le entregó en anticrético por  200 mil dólares.

Sobre su supuesta participación en la presentación de otro niño ante la juez para simular que era el hijo del Presidente, dijo no conocer nada.

La otra aprehendida mediante una de sus hijas indicó que ella cuida a la hija de Zapata por cariño y amistada, pero que nunca conoció al supuesto hijo de Evo Morales ni participó en nada del la planificación de la aparición de otro niño.

LA PAZ/Fides

Tu comentario

Comments are closed.