Eduardo Pérez Iribarne
Eduardo Pérez Iribarne

Sábado 04 Junio 2016.

          Las papas económicas están quemando nuestras manos bolivianas. La crisis nos llegó y, al parecer, no logramos definir todavía acciones adecuadas para hacerle frente. Como la política nos empuja a equivocarnos, el gobierno se apresuró a declarar que el segundo aguinaldo de diciembre está asegurado. No está claro si las autoridades lo pagarán  con mayor emisión monetaria o con dinero concreto.

          A nuestras autoridades no les interesa demasiado potenciar al sector privado. Buscan asegurarse una popularidad cada vez más incierta. Nuestro futuro depende de los precios internacionales de nuestras materias primas. Los especuladores del capitalismo mundial definirán esos valores y el gobierno bajará la cabeza pese a sus discursos.

          Las proclamas anticapitalistas se multiplican, pero nuestros ingresos nacionales son decididos por los peores capitalistas del mundo: los especuladores. Ellos no ganan ni por su trabajo ni por sus inversiones, sino por su poder para imponer precios.

          En el tiempo presente hay ocho temas urgentes para estudiar y debatir:

  1. Evaluación detallada de la actual rigidez en la paridad cambiaria.
  2. Reducción del gasto público.
  3. Mayor incentivo al crédito productivo.
  4. Potenciación de la producción agropecuaria cruceña.
  5. Mejor relación entre el gobierno y la empresa privada.
  6. Administración más amigable de impuestos, sin descuidar eficiencia.
  7. Mayor gestión económico – social y menor agresividad discursiva.
  8. Pacificación del país, evitando los negativos odios actuales tan negativos.

          Si el gobierno cierra los ojos y no encuentra soluciones concretas, nos va a empujar a la inflación y a mayores enfrentamientos sociales. Ahora es cuando se debe actuar sin equivocarse. Lo demás son discursos, nada más. Llegó el tiempo de las soluciones porque ya pasó el de las promesas.

Gracias, epi

Tu comentario

Comments are closed.