20160512_160153_(1)[1]
Eduardo Pérez Iribarne

Viernes 03 Junio 2016.

             Las Reservas Internacionales Netas (RIN) del Banco Central de Bolivia (BCB) bajaron en los primeros cinco meses de este año en Usd. 1,259 millones, una reducción del 9.6 %, según informe oficial registrado por el periódico “Página Siete” en su edición del pasado martes 31 de mayo de 2016.

             Según el BCB, “el nivel de las RIN bolivianas en relación al Producto Interno Bruto (PIB) continuará siendo lo más alto en Latinoamérica”. Esta situación es resultado de dos factores importantes: reducción significativa de los ingresos fiscales por baja de precios de nuestras materias primas y el necesario pago de nuestras importaciones, pese a que estas últimas se están reduciendo también.

              La situación actual de nuestras reservas a la baja muestra la debilidad de nuestra economía, pese al optimismo del BCB en su análisis coyuntural. No dependemos tanto de nuestra capacidad productiva sino de los precios internacionales de nuestras materias primas, que no obedecen tanto a su demanda internacional sino a la ambición de los especuladores que los dominan.

            La economía nacional sigue congelada por la falta de inversiones privadas, tanto  extranjeras como nacionales y sin inversiones, los niveles de ahorro se resienten pues los flujos de caja de empresas y particulares disminuyen. Esta crisis en el futuro inmediato no parece tener solución pese a que los precios internacionales del petróleo se mantienen en torno a los Usd. 50 por barril, según los datos promedio en la última semana del West Texas Intermediated (WTI) de Nueva York. Los recursos económicos nacionales se achican y, por ende, las reservas internacionales disminuyen.

             Cuando falte más dinero, los problemas sociales aumentarán.

 Gracias, epi

Tu comentario

Comments are closed.