Policías custodian las oficinas de la Aduana en el aeropuerto. (Twitter)
Policías custodian las oficinas de la Aduana en el aeropuerto. (Twitter)

La crisis generada en las oficinas de la Aduana Nacional en el aeropuerto de El Alto, por los disparos efectuados por el sargento inicial de la Policía, Julio Limachi Huayta, fue solucionada sin mayores percances, después tres horas y media de tensión.

Según el informe entregado por el administrador del aeropuerto, Javier Valle, “el sargento inicial de la policía Julio Limachi Huayta realizó disparos en las oficinas de la Aduana Nacional entre las 07.00 a 07.15 sin causar víctimas”.

De acuerdo al relato de personas que estuvieron a relato de testigos a los medios presentes en la cercanías de las oficinas de la Aduana, después de escucharse lo tiros salieron a toda prisa tres personas, quienes dieron la voz de alarma a la seguridad de terminal aérea quienes llamaron de inmediato a la institución del orden.

Cerca a las 08.00 llegó un grupo de élite de la Policía con armamento y chalecos antibalas rodeando el sector donde se encontraba encerrado Limachi y le indicaron que mantenga la calma que no actuarían contra él.

A las 09.00 llegó al lugar  el comandante de la Policía de El Alto, coronel Agustin Moreno, quien dialogó con Limachi, y escucho su exigencia de negociar su entrega con el jefe de la corporación policial y en presencia de un  representante de derechos humanos.

Al promediar las 10.00 arribó al sitio del conflicto el general Rino Salazar, subcomandante general de la Policía, que hablo con Limachi, mientras se desarrollaba la conversación llegaron al lugar la esposa del policía y su padre.

La esposa ingreso a local donde estaba atrincherado su esposo y después de conversar por más de 10 minutos el policía decidió entregarse al equipo que creo un cordón de seguridad en torno al edificio de la Aduana Nacional.

El padre del atrincherado, Pablo Limachi, indicó que “no conozco por qué actuó de esta forma, por lo menos problemas económicos no tienen o por lo menos no los conozco”, después explicó que su esposa llegó al aeropuerto porque su hijo le envió un mensaje a su celular.

Después de entregarse Limachi  fue detenido y trasladado a La Paz, donde presta su declaración en la fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen.

LA PAZ/Fides

Comments are closed.