Walter Chávez Sánchez. (Archivo)
Walter Chávez Sánchez. (Archivo)

Walter Chávez Sánchez, el exguerrillero peruano detenido en Salta y reclamado por su país, quedo en libertad la tarde del jueves, según indica en su edición digital el periódico argentino El Tribuno..

“El pedido de excarcelación lo había solicitado su defensor oficial Martín Bomba Royo, ante el juez federal 2, Miguel Antonio Medina, quien entiende en la causa iniciada a raíz del pedido de captura internacional que había solicitado Perú”, indica el diario de Salta.

Chávez,  exasesor de Evo Morales, estaba detenido desde el 3 de marzo, fue arrestado por no acreditar su condición de refugiado político.

Chávez Sánchez, periodista de profesión, es requerido por Perú, en una causa por terrorismo. Está acusado de ser el financista del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA), el segundo grupo guerrillero que más víctimas se cobró en su lucha en las décadas del 80 y 90 en el país, detrás de Sendero Luminoso.

Es acusado porque habría extorsionado a dos empresarios a nombre del MRTA cursando cartas y llamadas telefónicas de amenazas. En 1990 fue arrestado y los dos industriales que habían sido sus víctimas, lo reconocieron porque le habían dado dinero. Poco tiempo después huyó de Perú y se refugió en Bolivia.

En varias oportunidades, Chávez Sánchez rechazó los cargos de terrorismo y aseguró que no existen pruebas sobre su participación en los hechos que se le imputan.

En 2007, la Fiscalía peruana reactivó la causa contra Sánchez y solicitó su extradición al Gobierno de La Paz, que para entonces estaba en manos ya del presidente Evo Morales. Luego de un año de dictámenes y gestiones, la Corte Suprema de Justicia de Bolivia negó la extradición. No fue casual. En esa época Chávez Sánchez ya era el encargado de comunicaciones de Evo Morales y había sido su jefe de campaña en la contienda que lo llevó a la Presidencia de la Nación en 2006.

Wál

SALTA, ARGENTINA/Con información de El Tribuno

 

Tu comentario

Comments are closed.