Un policía lanza un agente químico  sobre un manifestante . (APG)
Un policía lanza un agente químico sobre un manifestante . (APG)

La protesta de los fabriles realizada el miércoles en apoyo a la   Empresa Pública Nacional Estratégica de Textiles (Enatex) tuvo un saldo de cuatro persona heridas y 76 detenidos.

“Nuestra marcha pacífica ha sido recibida con una gran cantidad de gas lacrimógeno y ha buscado dispersas a los compañeros de las diferentes fábricas y nos mantenemos firmes. Pedimos que los compañeros de Enatex vuelvan a sus fuentes de trabajo”, declaró a radio Fides el ejecutivo de la Confederación de Fabriles de Bolivia, Víctor Quispe.

Hermo Pérez, secretario general de la Central Obrera Boliviana (COB), confirmó el caso del primer herido por la mala manipulación de un cachorro de dinamita y que fue trasladado a la clínica Cordes. El dirigente, en tono molesto dijo “no se puede retirar a la gente así”.

El segundo herido fue a causa de un cartucho de gas lacrimógeno que le llegó en la cara de un camarógrafo de televisión universitaria.

El director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) La Paz, coronel Gary Omonte, informó de la aprehensión de 76 personas entre las que están 70 varones y seis mujeres.

Los gases lacrimógenos también afectaron a niños y vendedores que estaban en el lugar.

Muy temprano, cientos de fabriles que este 18 de mayo celebran su día marcharon desde la Estación Central y se dirigieron hasta las instalaciones de Enatex empresa estatal que fue cerrada por el Gobierno para convertirla en el Centro de Servicios Tecnológicos para la industria textil.

LA PAZ/Fides

Tu comentario

Comments are closed.