Eduardo Pérez Iribarne
Eduardo Pérez Iribarne

Lunes 16 Mayo 2016.

                         El pasado viernes la intervención estatal a la Mutual La Paz, una de las más grandes entidades financieras del país en créditos para la vivienda, produjo un “pequeño sismo financiero” que asustó a sus clientes, pero que, según la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Ivette Espinoza, permitirá proteger, tanto a los ahorristas como a los deudores.

                         Espinoza ofreció cifras que garantizan la solvencia de la Mutual, explicando que la decisión fue tomada porque esa institución “presentaba serias deficiencias de gestión y de gobierno corporativo que ponían en riesgo la estabilidad financiera de la entidad y los depósitos del público”.

                         El Banco Mercantil Santa Cruz (BMSC), poderoso banco privado, se hará cargo desde mañana lunes de la gestión de Mutual La Paz. Los activos y pasivos de dicha Mutual están completamente garantizados.

                         Esta intervención se produjo cuando la situación financiera del país encara tiempos complicados que el gobierno confía superar. Esas dificultades preocupan a la gente.

                         La vivienda ha sido el sector económico más dinámico en los últimos cinco años, pero su panorama registra ahora algunos nubarrones iniciales por falta del dinero adecuado para cumplir los pagos de las obligaciones bancarias de forma puntual y solvente.

                         Los menores ingresos estatales por exportación de materias primas y las alzas, todavía moderadas, de precios en algunos alimentos están sembrando de dudas el futuro a corto plazo.

                         Varias cooperativas de Santa Cruz, el centro económico más poderoso de Bolivia, quebraron en los últimos tres años, como la famosa “San Luis”. Los socios no han podido recuperar sus depósitos todavía.

 Gracias, epi

Tu comentario

Comments are closed.