Gabriela Zapata saliendo de una de sus audiencias del Juzgado de Familia. (APG)
Gabriela Zapata saliendo de una de sus audiencias del Juzgado de Familia. (APG)

La expareja del presidente Evo Morales, Gabriela Zapata, ganó anoche su primera batalla al ser declarada inocente en el proceso judicial, que le seguía el Mandatario, por violencia psicológico en contra del hijo que tuvo con Morales. Ahora ella anuncia que iniciará un proceso contra Evo de negación de paternidad.

“Hoy (viernes) es mi primera victoria, la demanda ha salido improbada, que ha presentado el señor Presidente (Evo Morales) contra mi persona, yo no he ejercido violencia sobre mi niño”, dijo a los medios a la conclusión de una audiencia.

Tras la determinación de la juez, Zapata anunció que presentará “una demanda de negación de paternidad, ahí si voy a someterlo a mi hijo a la prueba de ADN y a la vez voy a pedir también una media donde se suspenda la autoridad de paternidad por toda la violencia que se ha ejercido de todo un aparato de Gobierno contra un niño”.

Ratificó que es mujer sola y que todo lo que consiguió lo hizo sola, por lo que no tiene que pagar facturas electorales.

“Mi hijo no les ha hecho ningún daño, jamás lo he mostrado, lo hubiera mostrado hace muchos años a mi hijo, no lo he mostrado, no lo he utilizado para nada, no sé porque es la saña”, sostuvo.

Acoto que admiraba demasiado el proceso de cambio que lleva adelante del gobierno de Morales pero que después de todas las acusaciones en su contra, queda “demasiado decepcionada de toda la injusticia” que se hace en su contra.

LA PAZ/Fides    

Comments are closed.