Eduardo Pérez Iribarne
Eduardo Pérez Iribarne

Sábado 07 Mayo 2016.

            La corrupción en el Fondo Indígena ha quedado un poco olvidada porque la justicia aquí no se destaca por su diligencia y los trámites en los Tribunales duran casi siempre demasiado tiempo.

             Sin embargo, conviene destacar que desde que se destapó ese escándalo, sobre todo por parte del diputado Rafael Quispe, el pueblo ha expresado su voluntad electoral y conviene recordarla.

             El Gobierno ha pagado su factura ciudadana en las urnas en tres episodios correlativos desde que se difundieron los ilícitos de algunos dirigentes masistas, muy comprometidos con el denominado proceso de cambio, pero también muy interesados en embolsillarse plata a grandes velocidades porque la política sin negocios no resulta interesante.

             Podemos comprobar la reacción ciudadana en tres episodios diferentes:

                                   1º.- Elecciones subnacionales del 29 de marzo de 2015.

             El MAS perdió las gobernaciones de La Paz y Tarija. Fue derrotado en las ciudades de Cochabamba, El Alto y Cobija (enclaves masistas). Ganó con un Concejo Municipal adversario en Potosí y venció en el municipio de Sucre (reducto opositor).

                                   2º.- Referendos autonómicos en cinco departamentos del 20 de septiembre del 2015.

             Los perdió todos: La Paz, Cochabamba, Chuquisaca, Oruro y Potosí.

                                   3º.- Referendo para prolongar a Evo y Álvaro del 21 de febrero de 2016.

Lo perdió y fue derrotado en las nueve capitales departamentales sin excepción. Ganó sólo en tres departamentos: La Paz, Cochabamba y Oruro.

             Esas tres derrotas electorales pudieron estimular un análisis autocrítico.  Pero, la conclusión de los derrotados fue que los fracasos electorales no fueron consecuencia de masistas corruptos sino del “imperialismo”, “la derecha”, las “Redes Sociales” y “algunos Medios de Comunicación”.

 Gracias, epi

Tu comentario

Comments are closed.