168_001Sábado 30 Abril 2016.

Un tema actual para el debate en Bolivia es la devaluación monetaria. Llama la atención la excesiva sensibilidad gubernamental a cualquier debate.  Los actuales gobernantes, como nunca antes, parecen monolitos y se niegan a debatir sobre cualquier tema. Casi todo en la vida es debatible. El debate ayuda al progreso del conocimiento. Sin adecuado conocimiento los problemas nunca encuentran soluciones satisfactorias.

La moneda nacional, el Boliviano, lleva cuatro años y medio con una cotización fija en relación al Usd.: Bs. 6.96 por cada unidad de la divisa de Estados Unidos.

Todos los países vecinos devaluaron el año pasado en porcentajes diferentes: desde Argentina con un 54.2 % hasta Perú con 13.5 %. La paridad monetaria es una herramienta que tienen  los países para orientar sus políticas económicas.

En Bolivia la actual estabilidad monetaria nunca antes había sido protagonizada por gobierno alguno. Las autoridades alardean de aquello y lo consideran éxito evidente.

No les faltan argumentos, pero como toda decisión política tiene sus propios costos. Es urgente debatir sobre el daño de esa estabilidad a la generación de empleo en nuestro país, rodeado de vecinos que han devaluado harto en los últimos 4 años y medio.

La tan prolongada estabilidad monetaria incentiva el contrabando, desanima a los exportadores y productores nacionales y subvenciona los productos de países vecinos, que llegan por Toneladas en detrimento de la producción nacional. Los inversionistas tanto nacionales como extranjeros no parecen muy entusiasmados por colocar dinero aquí. Desde el gobierno se insiste en abrir las puertas a las inversiones extranjeras.  Las puertas están abiertas, pero no hay interés por atravesarlas. Es necesario debatir sobre la devaluación aquí y ahora.

Gracias, epi

Comments are closed.