Festejo de los jugadores aviadores. (APG)
Festejo de los jugadores aviadores. (APG)

Con el triunfo conseguido en la décima quinta fecha, el plantel de Wilstermann subió otro peldaño para acercarse al título del torneo Clausura de la Liga tras el compromiso que jugó este miércoles frente a Sport Boys (3-0) en el estadio Félix Capriles, donde una de las figuras que destacó en el lado de los anfitriones fue Omar Morales con el doblete que hizo en la jornada.

Con seis triunfos consecutivos en su cuenta, Wilstermann empieza a rodear el trofeo de campeón porque sigue ampliando su diferencia como líder frente a los demás planteles que tratan de aproximarse. Los aviadores marchan solos en el primer puesto con 36 puntos y con 14 de ventaja frente a Universitario y 15 en relación a The Strongest, que este jueves completan la décima quinta fecha con sus cotejos.

Cuando expiraba el primer tiempo (45´), el elenco valluno encontró el gol (1-0) con un disparo de derecha de Morales en el momento que ingresaba con fuerza al área, después de que una acción generada con un disparo de tiro libre de Fernando Saucedo chochó en la barrera y en el segundo intento el remate de Marcos Pirchio también se encontró con la humanidad de los rivales.

Morales, quien juega como lateral por la derecha, es el responsable de ejecutar los penales y en la ocasión aumentó el marcador a través de esta vía con un disparo potente a los 77´. Los rojos recuperaron el dominio de las acciones, por lo cual tuvieron más aproximaciones que fueron frenadas con faltas por los azules y en esta oportunidad la desesperación obligó a detener a Marcelo Bergese dentro del área.

El Toro perdió los estribos y el orden táctico que tenía en el campo de juego, ese fue su gran error en la recta final del compromiso. Helmuth Gutiérrez cometió una falta innecesaria contra Thomas Santos en las cercanías del área grande y recibió como sanción la tarjeta roja (84´). Un minuto después Gustavo Rodas mandó el balón dentro del pórtico con un magnífico disparo de tiro libre haciendo que el vuelo de Carlos Lampe sea inútil.

El elenco aviador vivió un suplicó durante el primer tiempo cuando se enfrentó a la resistencia del equipo de Warnes. Era un partido incomodo en ese período porque sus jugadores no tenían los espacios para hacer mejor su trabajo y temían por los contragolpes del rival.

Hubo un remate de cabeza de Oscar Díaz que chocó en el poste cuando transcurría el minuto 40, el mismo jugador tendría otra oportunidad en tiempo de adición. De estar con complicaciones, que incluyeron un disparo a Mario Cuéllar que exigió al arquero Raúl Olivares, el elenco cochabambino se vio premiado con una victoria holgada en la cuenta.

El plantel warneño, por su lado, sigue sin encontrar el camino hacia la victoria en la era de Eduardo Villegas como director técnico y esta mala racha empeora el panorama porque siguen retrocediendo.

COCHABAMBA/APG

Tu comentario

Comments are closed.