Ronald Nostas de la CEPB. (Institucional)
Ronald Nostas de la CEPB. (Institucional)

Los empresarios privados del país rechazaron este martes el incremento salarial del 6% al haber básico y el 9% al mínimo nacional que acordaron el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB), aseguran que el aumento deja al aparato productivo en una delicada situación por lo que demandan la instalación de una mesa de diálogo con el Ejecutivo.

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) mediante una nota de prensa hizo conocer su profundo malestar con por los resultados de una negociación bipartita pues aquello “pone en una muy delicada situación al aparato productivo que, recurrentemente tiene que solventar múltiples obstáculos, sin un adecuado acompañamiento del Estado para  generar  condiciones necesarias para la inversión privada en Bolivia”.

La CEPB sostiene que estos incrementos representan para el aparato productivo formal, para este año, un importe de más de dos mil millones de bolivianos, que muchas empresas, en diferentes sectores y regiones, no están en condiciones de asumir.

Los empresarios privados demandan “la instalación de una mesa de dialogo con el Gobierno”, para tratar temas inherentes a su dinámica y “a fin de evitar los efectos perniciosos que este incremento inconsulto generará en la dinámica del sector privado”.

Por su parte el presidente de la Federación de Empresarios de Oruro, Fernando Dehene, sostuvo que dicho aumento pone en riesgo en funcionamiento de muchas empresas.

“Lastimosamente no han escuchado los riesgo que podía acarrear un incremento de esta magnitud”, indicó el empresario tras conocer los porcentajes del aumento. Adelantó que los problemas en las empresas se podrían observar con un posible recorte de personal.

El empresario Carlos Flores, quien es parte de la Federación de empresarios privados en Cochabamba,  indicó que es una medida con la cual no están de acuerdo pues podría paralizar el aparato productivo y la economía del país.

“Se le comunicó al Presidente (Evo Morales) la dificultad que tenemos los empresarios de asumir mayores costos sociales, eso va generar indudablemente problemas al sector productivo”, indicó

En contraposición el presidente de Banco Central de Bolivia (BCB), Marcelo Zabalaga, aseguró que los porcentajes del incremento salarial no afectarán la inflación en el país.

“En los últimos años se define un incremento a la masa salarial, se define un incremento al salario mínimo y eso no ha afectado la inflación porque el Banco Centra tiene la capacidad de absorber el excedente de liquidez, además estamos con una inflación muy favorable, muy baja, al primer trimestre de 1.1 (…). Todo lo que significa incremento salarial desde hace 10 años es algo que no ha afectado”, apuntó.

LA PAZ/Fides

Tu comentario

Comments are closed.