002dMiércoles 27 Abril 2016.

La tragedia de cientos de discapacitados bolivianos, en su heroica marcha de 29 días desde Cochabamba a La Paz por casi 600 kilómetros en sillas de ruedas, con muletas, con miembros inferiores malformados y con otro tipo de limitaciones físicas y psíquicas pudo ser comprobada por la Opinión Pública a través de los Medios. Mucha gente reaccionó con enorme misericordia, pidiendo a Dios que bendijera su marcha y que  ellos logran negociar satisfactoriamente con el poder político.

Sufrieron nieve, granizo, lluvia, frío y en algunos sectores la incomprensión de campesinos que ya no tienen sensibilidad humana y se convierten en estatuas inermes ante el dolor humano. Seguramente su falta de solidaridad fue azuzada por dirigentes corruptos que sólo piensan en el actual -dicen- “Proceso de Cambio” para enriquecerse con mentiras, estafas y arbitrariedades.

Los heroicos marchistas llegaron a la ciudad de La Paz el pasado lunes 25 de Abril en la tarde entre callejones humanos de gente que los aplaudía, les sacaba fotos, los saludaba con pañuelos blancos y en algunos casos lloraba como muestra de fraternidad con el dolor de los recién llegados.

Los discapacitados o llamados ahora, con eufemismo, con capacidades diferentes concluyeron su jornada final con una Eucaristía, presidida en la céntrica Plaza de San Francisco de La Paz, por el jesuita Xavier Albó, autor de más de medio centenar de libros sobre indígenas, campesinos y sectores desvalidos.

Los marchistas solicitan al gobierno un bono mensual de Bs. 500 para atender, sobre todo, la adquisición de medicamentes para paliar sus dolencias. Mañana jueves seguiré con el tema.

Gracias, epi

Tu comentario

Comments are closed.