Los  participantes de la caravana de los discapacitados son recibidos con flores. (APG)
Los participantes de la caravana de los discapacitados son recibidos con flores. (APG)

El recibimiento de los paceños a la caravana de los discapacitados que exigen un bono de 500 bolivianos mensuales fue efusivo y con una masiva participación de miles de persona que los esperaron para expresarles su apoyo y darles su solidaridad.

La jornada de los marchistas comenzó a las 06.30 cuando en el coliseo “Tarapaca” de la zona ventilla de El Alto comenzaron los preparativos para el último día de su caravana, que comenzó el 21 de marzo en la ciudad de Cochabamba y recorrió 363 kilómetros en 35 días.

La marcha en su primera parte tuvo como objetivo llegar a la Ceja de El Alto y mientras avanzaba por la 6 de Marzo las primeras muestras de solidaridad de los alteños se hicieron presentes, pues le entregaban pan, pañales, agua, ropa y hasta frazadas.

El grito motivador era “renta o muerte”, cada momento se escuchaba más  fuerte.

En el cruce a Vicha un grupo de juntas de vecinos que se movilizaban exigiendo el cambio de un subalcalde a la alcaldesa Soledad Chapetón, levantaron su bloqueo y permitieron que los marchistas continúen y hasta los aplaudieron.

Cada metro que avanzaban la columna crecía, porque se integraban discapacitados de las provincias de La Paz y cientos de voluntarios que comenzaron a relevar a los parientes o amigos que empujaban las sillas de ruedas o cargaban a algunos niños que son parte de la protesta.

marcha_discapacitados_el_alto_620160425La llegada a la Ceja de El Alto al promediar las 12.30, fue una nueva muestra de solidaridad: Cientos de personas se apostaron a ambos lados de la vía y los aplaudían, algunos los abrazaban y después lloraban.

En el descenso a la ciudad de La Paz las escenas de solidaridad continuaron, grupos de vecinos, comerciantes, restaurantes, vendedoras de comidas, todos comenzaron a entregarles algo como si fuera una obligación.

El ingreso de los marchistas al centro fue similar,  la gente que se movilizó para recibirlos les daba animó, los aplaudió y también tuvieron muestras de solidaridad.

A su llegada al centro de la ciudad por lo menos eran 10 cuadras de personas que eran parte de la protesta entre marchistas y personas que mostraron su solidaridad con el movimiento.

Dieron una vuelta por El Prado para llegar y concentrarse en la plaza de San Francisco donde escucharon una misa celebrada por el sacerdote Xavier Albo SJ.

352ae14a-93ff-41c7-9010-314e6f54033bEvaluación

Uno de los dirigentes de la movilización, David Cayo, dijo que analizarán su llegada y verán los mecanismos de tener una entrevista con el presidente Evo Morales en las próximas horas y presentarle nuestros planteamientos.

“Nos reuniremos, evaluaremos nuestra llegada y después veremos la forma de entrevistarnos con el presidente Evo Morales, si no hay entrevista evaluaremos y decidiremos que medidas adoptamos”, indicó Cayo.

LA PAZ/Fides

Tu comentario

Comments are closed.