Imagen del juego Real Potosí - Nacional. (APG)
Imagen del juego Real Potosí – Nacional. (APG)

El plantel de Real Potosí abandonó el último casillero del Campeonato Clausura con una victoria sufrida sobre Nacional Potosí (0-1) el domingo en el estadio Víctor Agustín Ugarte, de la Villa Imperial donde el elenco de la banda roja se hunde cada vez más y sus posibilidades de salir de la zona roja del descenso son cada vez más complicadas ya que se mantiene como candidato para dejar la categoría por el promedio que acumuló.

Pareciera que el equipo de Nacional Potosí no encuentra una luz en el camino, pues ni el cambio de técnico, menos de planteamiento y actitud pareciera dar el resultado que esperan los directivos, quienes esperaban sumar unidades en los últimos cotejos (perdió con Oriente Petrolero, Wilstermann y ahora los lilas) pero las cosas no se dieron.

Mientras que para los lilas todo fue diferente, lucharon hasta que el árbitro del cotejo (Alejandro Mancilla) levantó las manos y dijo final del juego, el equipo que es dirigido por el grupo de jugadores junto al encargado de las divisiones inferiores Weimar Delgado dejó de ser el colero del torneo y respira con pausa en la zona de peligro.

Para los dirigidos por Edgardo Malvestiti no todo es color de rosa, los jugadores no encuentran el rumbo y es algo que tiene molestos a los dirigentes quienes este domingo reiteraron que quien quiere dejar el plantel tiene las puertas abiertas, ya que consideran que los esfuerzos económicos que realizan no justifican los resultados.

En los 90 minutos del partido los jugadores de ambos equipos trataron de marcar la diferencia, cada uno hizo lo suyo, también buscaron el arco con jugadas individuales que al final no tuvo los frutos esperados, lo que causaba molestia a los pocos asistentes quienes ya no creen en sus equipos que además corren el peligro de perder la categoría.

La primera etapa puedo ser para cualquiera de los dos elencos, los jugadores se fueron al ataque pero ni Jon Azpillaga y Eder Jordán de Nacional y Real Potosí respectivamente descuidaron sus arcos, quien tuvo mayores complicaciones fue el primero quien salvó su arco en dos claras opciones de gol, después las llegadas fueron intermitentes.

El único gol del encuentro fue convertido por Gilbert Álvarez en el minuto 94, tras una jugada rápida que se genera desde el sector de la defensa lila, el jugador Carlos Eduardo Vargas corre levanta la mirada y como con la mano pasa la pelota al goleador del plantel que aprovecha el centro perfecto para convertir la conquista que sería definitivo en el cotejo.

Mientras celebraban el gol el árbitro del encuentro da por finalizado el encuentro, el resultado duras críticas de la dirigencia de Nacional Potosí en contra de sus jugadores, pues consideran que los esfuerzos económicos que realizan no justifica el mal momento futbolístico que está pasando la plantilla.

POTOSÍ/APG

Tu comentario