copa_libertadores_tha_strongest_vs_sao_paulo_2920160421Con un final bochornoso por las agresiones físicas, el plantel boliviano de The Strongest se quedó a un paso de clasificarse a los octavos de final de la Copa Libertadores de América y este boleto fue a parar a las manos de San Pablo, de Brasil, con el empate (1-1) que se dio la noche de este jueves en el estadio Hernando Siles.

El debut del entrenador César Farías fue amargo, con apenas unas horas de conocer al grupo no le pudo dar una identidad y a pesar de la entrega se quedó corto porque no tuvo la capacidad de superar al rival y con los aurinegros se va la última representación boliviana en este certamen.

El gol que colocó al Tigre en el camino correcto hacia la clasificación fue anotado por Ernesto Cristaldo con un golpe cabeza debajo del pórtico defendido por los brasileños después de un centro de tiro libre que cruzó el área chica sin ser despejado.

Con la defensa de los brasileños ya vulnerada el cuadro atigrado tenía un lapso de tiempo para hacer más daño antes de que surja una reacción. Ese período no fue aprovechado por el club oro y negro, que sólo transportaba la pelota de un lado a otro sin darle profundidad.

San Pablo mostró un fútbol sereno, sin acelerar demasiado y su virtud estaba en la precisión y con algunos disparos desde fuera del área. El zurdo Kelvin dejó desparramados a los gualdinegros en una acción personal y finalizó la jugada su remate salió desviado.

Con un golpe de cabeza de Jonathan Calleri la cuenta quedó igualada a los 43´, el delantero se elevó sin problemas ante un servicio desde la esquina y la pelota ingresó por la parte superior del arco. En esta acción el físico del atacante se impuso ante su marcador.

Una de las ocasiones que lamentó fallar Matías Alonso ocurrió a los 53´ cuando Pablo Escobar con Alejandro Chumacero superaron a los defensores con toques y el mediocampista con su último esfuerzo mandó un centro que fue a dar a los píes de Alonso, quien se vio sorprendido con el pase y su definición fue suave delante del guardameta.

Con un Tigre desesperado, el director técnico Edgardo Bauza no quería arriesgarse de finalizar las acciones con un empate y puso en el terreno de juego a Paolo Henrique Ganso para tener una mejor conexión en este sector. Esa modificación fue útil porque el volante que ingresó fue un eje para el elenco y pudo armar la ofensiva con el poco espacio que disponía.

El dominio del compromiso hasta los minutos finales fue de parte de The Strongest, sin embargo, no pudo trascender en goles esta superioridad y en los minutos hacia sus labores con desorden y no pudo mover ni un milímetro el bloque que colocó el once paulista.

Hubo un exceso de confianza en el lado de los brasileños, en un contragolpe Kelvin le entregó la pelota a Ganso, quien sólo tenía a Fernando Martelli como su último obstáculo, pero en lugar de hacer un pase decidió definir con displicencia mandando el esférico por encima del travesaño. Y en tiempo de adición Kelvin también falló.

El arquero Denis fue expulsado (92´) por perder tiempo, el defensor Maicon tuvo que colocarse los guantes y con diez hombres los brasileños protegieron su pase a los octavos de final, donde le espera Toluca, de México.

LA PAZ/APG

Tu comentario

Comments are closed.