Gabriela Zapata. (APG)
Gabriela Zapata. (APG)

Gabriela Zapata Montaño, expareja del presidente, Evo Morales, se acogió el miércoles al derecho del silencio en una audiencia de ampliación de delitos y horas más tarde se sometió a una pericia sicológica en el juicio por la custodia de su hijo.
«La señora Gabriela Zapata se acogió al derecho constitucional de guardar silencio, en la ampliación de la investigación por el delito de contribución y ventajas ilegitimas», informó el fiscal, Daniel Ayala.

Explicó que se amplió la investigación, tomando en cuenta que la imputada, simulando una supuesta representación, habría ingresado a oficinas de la Unidad de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia para realizar algunas reuniones.

El Fiscal informó que en el acto procesal que se llevó a cabo en el penal de mujeres de Miraflores, exhibió a la imputada asistida por sus abogados, los cuadernos de investigación.

Por su parte, el abogado Eduardo León, confirmó que su cliente se acogió al derecho constitucional del silencio, «pero pidió se convoque al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en calidad de sindicado».

Explicó que su defendida se acogió al derecho al silenció porque el Fiscal no exhibió lo que pidió, entre ellos, el libro de ingreso y salida a la Unidad de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia, tampoco el registro digital.

Cuatro horas después de ese acto procesal, la imputada fue conducida al juzgado de familia, donde fue sometida a una pericia sicológica, en el marco del juicio instaurado por el presidente Evo Morales, que a través de su abogado solicitó la custodia del niño que tuvo con Zapata.

León informó que el informe de esa pericia será presentado a la juez de familia, que deberá evaluar en base a varias circunstancias, todos los aspectos inherentes a que existe o no un desequilibrio de Zapata.

LA PAZ/

Tu comentario

Comments are closed.