El expresidente de Chile, Patricio Aylwin Azócar. (Archivo)
El expresidente de Chile, Patricio Aylwin Azócar. (Archivo)

El martes falleció a los 97 años de edad el ex Presidente de Chile, Patricio Aylwin Azócar, quien murió por causas naturales en su domicilio ubicado en calle Arturo Medina, en la comuna de Providencia, según informó su familia.

El ex jefe de Estado, quien encabezó el inicio de la transición a la democracia tras asumir la primera magistratura en 1990, había dejado las apariciones públicas hace varios meses, luego de sufrir sucesivas complicaciones de salud.

De hecho, el pasado 18 de diciembre, fue ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la Clínica Alemana de Santiago a causa de una contusión craneana que sufrió al caerse en su domicilio, siendo dado de alta al día siguiente.

Una vez enterada de la noticia, la Presidenta Michelle Bachelet anunció que se decretarán tres días de duelo nacional.

«Chile ha perdido a un gran demócrata», expresó.

Biografía

Aylwin nació un 26 de noviembre, en Viña del Mar. Hijo de un exministro de la Corte Suprema decidió seguir sus pasos ingresando a estudiar Derecho a la Universidad de Chile, donde se tituló en 1944.

Un año después ingresó a la Falange Nacional, precursora de la Democracia Cristiana, partido que fundó en 1957 y que lideró hasta 1960.  A lo largo de su vida encabezó la mesa de la DC en cinco oportunidades. Sin embargo, una de las más recordadas es el periodo de 1973, donde mostró una férrea oposición al gobierno de Salvador Allende.

Tras el Golpe de Estado que derrocó al gobierno de la UP Aylwin entregó la postura oficial de la DC: «El gobierno de Allende había agotado, en el mayor fracaso, la ‘vía chilena hacia el socialismo’, y se aprestaba a consumar un autogolpe para instaurar por la fuerza la dictadura Comunista». Un planteamiento que contrastó con el del «Grupo de los 13», militantes de la falange que condenaron el golpe y que contaba entre sus miembros a su hermano Andrés Aylwin.

Con el paso de los años, Aylwin se volvió un fuerte opositor de la dictadura. Rechazó la Constitución del ’80 y cinco años después impulsó el Acuerdo Nacional para la Transición a la Plena Democracia, que propuso el retorno de los exiliados, el término de los Estados de excepción y la pronta realización de elecciones democráticas.

En 1986 volvió a ocupar la presidencia de la DC, y en 1988 se convirtió en vocero de la Concertación de partidos por la Democracia, instancia que promovía la opción del «NO» en el plebiscito de ese año.

Ya recuperada la democracia, Aylwin abordó en varias oportunidades el rol de la DC durante los meses previos al Golpe: «En esa época yo actué honradamente y de acuerdo a mi conciencia, pero reconozco que me equivoqué medio a medio», dijo en 1997 al diario mexicano Excelsior.

Tras el triunfo del Plebiscito Aylwin fue proclamado como candidato presidencial de la Concertación para las elecciones de 1989, donde logró imponerse sobre el candidato apoyado por el régimen, Hernan Büchi.

Es así como el 11 de marzo de 1990 Patricio Aylwin asume oficialmente en el primer presidente tras el retorno de la democracia.

SANTIAGO/Agencias

 

Comments are closed.