fora-dilma-e1460956207789Martes 19 Abril 2016.

Dilma Rousseff, está muy cerca de enfrentar un Juicio Político tras la aprobación, en una sesión por momentos bochornosa en el Congreso, la noche del pasado domingo, del tan publicitado “impeachment” (acusación) por 367 votos frente a 137 de sus aliados, con siete abstenciones y dos ausencias. Los diputados acusadores tuvieron 25 votos más de los necesarios.

Este polémico procedimiento pasará al Senado de 81 miembros. Al parecer, será en la primera quincena de mayo próximo. Bastará entonces la mayoría absoluta para que se inicie la respectiva acusación. Si no se llegara a la mayoría senatorial, el “impeachment” sería archivado definitivamente y Dilma seguiría como Presidenta. Pero, si el Senado aprueba la acusación, dejará su cargo durante 180 días como máximo para asumir defensa. Durante estos tres meses el actual Vicepresidente, Michel Temer, ocuparía el sillón presidencial hasta la decisión final del Senado.

Brasil enfrenta en la actualidad una crisis triple: económica, con crecimiento negativo en las gestiones 2014 y 2015, política, por la orfandad del Partido de los Trabajadores (PT) que ha sido abandonado por sus aliados congresales, y moral por la complicada madeja de corrupción que ahoga, sobre todo, a su empresa emblemática: Petrobras.

La inauguración de los Juegos Olímpicos en Rio de Janeiro está prevista para los primeros días de agosto. Es urgente la conclusión del “impeachment”. No hay tiempo que perder. El zika, la inseguridad ciudadana, y el eventual  juicio contra Dilma ensombrecen esa cita deportiva mundial. El prestigio del Brasil corre peligro. Sus políticos parecen conscientes. Se espera de ellos una conducta consecuente.

Gracias, epi

Tu comentario

Comments are closed.