gafiLos empresarios agropecuarios de Santa Cruz, la Cámara de Industria de Potosí y la Federación de Empresarios de La Paz rechazaron este miércoles, por separado, un incremento salarial a los trabajadores y han advertido que aquello podría derivar en un desempleo, pues la situación de algunos sectores empresariales es crítica.

Julio Rodas, presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente, se sumó a otros sectores empresariales en rechazar cualquier tipo de alza salarial y pidió al Gobierno no ceder ante algunas peticiones sindicales.

“El sector agropecuario no está en condiciones de un incremento salarial, lo estamos explicando permanentemente, toda las dificultades que tenemos para poder producir son efectos, a parte del climático, sobre todo de las exportaciones y contrabando, (…) y si a esto le incrementamos el salario yo creo que va ver mucho desempleo y desincentivo. Estamos en una crisis bastante complicada”, dijo Rodas.

Por su parte, Roberto Alurralde, gerente de la Cámara de Industria y Comercio en Potosí, dijo a radio Fides Potosí que no es posible un incremento salario en este año tomando en cuenta los problemas económicos que atraviesa no simplemente el país sino el mundo entero. Pidió al Gobierno y los trabajadores pensar en la estabilidad de las fuentes laborales.

“(La crisis económica) es una realidad que nos golpea, a varios países entre ellos a nuestros principales compradores de minerales como es la China, por lo tanto lo que quiere hacer el Gobierno (con el incremento, no es lo mejor), lo que debe hacer el trabajador es reflexionar”, sostuvo, pues los próximos años habrá un colapso de la economía nacional.

Para el presidente de la Federación de Empresarios de La Paz (FELP), Javier Calderón, un incremento salarial pondría en riesgo la permanencia de algunas empresas medianas y pequeñas.

Pidió al gobierno “no dar soluciones paliativas que son incremento salarial y bonos que ponen en riesgo la sostenibilidad de la empresa, concretamente ponen en riesgo la permanencia de empresas que generan empleo”.

El Gobierno ofreció a la Central Obrera Boliviana (COB) un incremento salarial de 4 por ciento para este año lo que fue rechazado por los dirigentes de los trabajadores que plantearon un aumento de 8,5 por ciento al haber básico y 15 por ciento al mínimo nacional.

LA PAZ/Fides

Tu comentario