El presidente de la CEB, Ricardo Centellas. (Fides)
El presidente de la CEB, Ricardo Centellas. (Fides)

La Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) reiteró este martes en la declaración final de su 101 reunión realizada en Cochabamba reiteró: “En efecto el narcotráfico, además de causar la drogadicción, trae consigo violencia, corrupción, mentiras, injusticias y muerte”.

“No tengamos miedo de mirar la cara de esta realidad nefasta, ni seamos pasivos, ni resignados en afrontar las verdades incómodas que conlleva este problema. Por el contrario, las fuerzas vivas de la sociedad hagamos causa común, convencidos que la unidad y la verdad son el camino para liberarnos de este mal”, expresa el documento de los obispos.

También sostiene que “los esfuerzos y alcances que desde varios años se están dando para combatir el narcotráfico, sin embargo, creemos que hace falta dar pasos más decididos por parte de todos”.

El 1 de abril la CEB presento su documento “Hoy pongo ante ti la vida o la muerte”, que cuestiona el enfoque del Gobierno sobre el tema del narcotráfico. Los voceros del Gobierno atacaron de una forma extrema a la cúpula católica y descartaron la reflexión.  .

El documento de los religiosos continúa  y afirma: “Como pastores y ciudadanos, en continuidad con pronunciamientos de décadas pasadas, hemos querido expresar nuestra preocupación desde la responsabilidad moral que tenemos y hacernos eco del clamor de tantas personas y familias que sufren las heridas causadas por el creciente tráfico y consumo de drogas ilícitas”.

“Esta reflexión pastoral es un llamado a la conciencia y un aporte más para colaborar a un diálogo sincero y abierto entre las diversas instancias de la sociedad, cada una en lo que le corresponde, a fin de que tomemos en cuenta la magnitud y gravedad del problema que amenaza la convivencia pacífica y democrática del país”, indica la declaración para cerra el tema sobre el consumo de drogas.

COCHABAMBA/Fides

Tu comentario

Comments are closed.