Los discapacitados cuando iniciaron su marcha en la ciudad de Cochabamba.
Los discapacitados cuando iniciaron su marcha en la ciudad de Cochabamba.

El viceministro de Tesoro y Contabilidad Fiscal, Jaime Durán, informó el domingo que personas con diferente discapacidad que se movilizan a La Paz rechazaron instituir la mesa técnica para buscar alternativas de cómo mejorar la renta solidaria.

«El grupo que se moviliza es la única que se niega en dialogar con el Gobierno para formar una ‘mesa técnica de análisis’, cuyo objetivo es buscar alternativas de solución a su principal demanda», indicó en el programa el Pueblo es Noticia de los medios estatales.

A diferencia de la postura de este grupo, indicó que federaciones, asociaciones y confederaciones de personas con discapacidad de La Paz, Tarija, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí y Oruro aprobaron en las mesas departamentales la formación de la mesa técnica.

«El viernes, ellos abandonaron el dialogo y dejaron a la comisión con toda la intención de buscar alternativas como es la característica del Gobierno y mostraron una actitud cerrada y reacia», manifestó el viceministro.

Durán recordó que en la primera reunión de Parotani, surgieron iniciativas como la intención del grupo movilizado de establecer algunas fuentes alternativas de financiamiento.

Entre esos, mencionó que hablaron de los recursos de los bienes incautados al narcotráfico.

La autoridad expresó su preocupación, ya que en Caracollo este grupo se negó hablar por ejemplo de esa posibilidad, de destinar recursos provenientes de los delitos de narcotráfico.

Comentó que la mayoría de personas con discapacidad entiende que se trata de una política integral, que debe ver con la educación, salud, empleo productivo y otros programas.

Recordó que la renta solidaria de 1.000 bolivianos se paga con los recursos que antes se financiaba a los partidos políticos y que suma 40.000.000 bolivianos y crea el Fondo Nacional de Solidaridad y de Equidad.

Estos recursos, agregó, se dividen en dos partes, el 50% para la política asistencialista (pago de la renta) y el resto destinado a los proyectos que beneficie a las personas con diferente discapacidad.

Manifestó que con la demanda asciende el pago del bono de 22.1 millones de bolivianos a 368 millones, cifra que está por encima del presupuesto que se asigna a las gobernaciones, lo que hace inviable la demanda, afirmó.

LA PAZ/Con datos de ABI