El líder de Podemos, Pablo Iglesias. (Okdiario)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias. (Okdiario)

Los vínculos de la tolda de izquierda española Podemos con Venezuela han suscitado controversia desde el nacimiento del partido. Una información publicada hoy por dos diarios vuelve a situar a la formación de Pablo Iglesias bajo sospecha de haber recibido financiación del país latinoamericano.

Según ABC y El Confidencial, una fundación por la que pasaron importantes dirigentes del partido, incluido el propio Iglesias, y que estuvo en el origen del nacimiento de la formación recibió al menos siete millones de dólares del Gobierno de Hugo Chávez para extender el movimiento bolivariano en España, señaló DPA.

La financiación de un partido por parte de un país es delito en España y Podemos, tercera fuerza parlamentaria tras el Partido Popular (PP) del presidente del Gobierno en funciones Mariano Rajoy y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), está siendo investigado ya por posible financiación por parte de Irán.

Las nuevas sospechas aparecen en medio de las negociaciones para la formación de un nuevo Ejecutivo, dos días antes de una reunión a tres bandas del PSOE, Podemos y la formación liberal Ciudadanos.

Un documento oficial firmado en 2008 por el entonces ministro de Finanzas de Venezuela, Rafael Isea, y al que tuvieron acceso ABC y El Confidencial demostraría pagos del Gobierno de Chávez a la fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CESP).

Esta sociedad de profesores universitarios, algunos de los cuales fueron luego líderes de Podemos, ya estuvo antes en el centro de la controversia por haber asesorado a Chávez y a Nicolás Maduro antes del nacimiento del partido, en enero de 2014.

CESP habría recibido 3,7 millones de dólares por esas asesorías, cantidad que según el documento al que hacen referencia los dos diarios españoles sería realmente superior.

Los siete millones de dólares se habrían pagado en varios plazos: 2,49 millones en 2008 y 4,2 millones entre 2009 y 2012, y su objetivo habría sido propiciar en España «cambios políticos aún más afines al Gobierno bolivariano».

Podemos volvió hoy a negar haber sido financiado por otros países y retó a quien lo sostenga a ir a los tribunales. «Es mentira», dijo Pablo Iglesias, que sugirió que estas acusaciones intentan interferir en su participación en las negociaciones de Gobierno.

«No sólo es radicalmente falsa la financiación ilegal de Podemos, si no que cada vez que alguien ha acudido a los tribunales, estos han dicho siempre y de forma unánime que es así», defendió el número dos de la formación, Íñigo Errejón. «Conminamos a cualquiera que tenga dudas o sospechas a que acuda a los tribunales», acotó

El Gobierno en funciones de Rajoy habló de «un delito» y de «una injerencia» de Venezuela. «La información parece muy clara», dijo la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que recordó la investigación en marcha por las sospechas de financiación a Podemos por parte de Irán.

El Tribunal de Cuentas abrió en marzo las pesquisas tras recibir un informe de la unidad de delitos económicos de la Policía Nacional española (Udef).

En el centro de este caso está la relación de Pablo Iglesias con la empresa 360º Global Media, que tiene en España un canal de televisión, Hispan TV, que es propiedad del Gobierno de Irán. Este emite los dos programas de televisión que presenta el líder de Podemos, «La Tuerka» y «Fort Apache».

La Udef cree que, al recibir dinero del régimen iraní, Podemos podría haber cometido delitos electorales, fiscales, de blanqueo y de financiación ilegal.

MADRID/Agencias

Tu comentario

Comments are closed.