Imagen del partido Sport  Boys- Universitario. (APG)
Imagen del partido Sport Boys- Universitario. (APG)

Después de algunos contratiempo que marcaron la jornada sabatina, los equipos de Sport Boys y Universitario empataron sin goles (0-0) en el partido que jugaron en el estadio Samuel Vaca Jiménez, de Warnes, en el reinicio del Campeonato Clausura de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

Al Toro, de Warnes las cosas no le están saliendo como planifica el cuerpo técnico, es la tercera vez en este torneo que deja escapar puntos en su casa, sufrió empates con Wilstermann, The Strongest y ahora la “U”, esos resultados resigna puestos en la tabla de posiciones en el que el rojo cochabambino se mantiene como líder y por el momento es inalcanzable, por lo menos en la décima fecha por la diferencia de puntos que acumuló.

Para peor de sus pesares de Sport Boys el encuentro tuvo algunas complicaciones antes del inicio, una vez más por el tema de uniformes, según el técnico de la “U” Javier Vega el árbitro del cotejo (Luis Irusta) ordenó que debían jugar con la camiseta alterna (azul y blanco) y no así con la oficial (rojo y azul), lo que causó confusión, ya que el local utilizó un juego casi similar al primero.

Para el segundo tiempo los jugadores del equipo visitante usaron su casaca oficial, algo que no dejó de llamar la tención. No es la primera vez que antes de un partido se genere tal inconveniente originando algunos retrasos que no sólo causa malestar interno, también la gente que acude a los escenarios deportivos se ven perjudicados.

El partido comenzó con ataques que se generaron desde el sector de Sport Boys, mediante los jugadores Alejandro Gómez, Aldo Paniagua, además de Gustavo Pinedo, quienes llegaron con peligro, pero el arquero Juan Carlos Robledo, de Universitario estaba atento para cualquier ataque directo.

Los capitalinos generaron su juego, los jugadores Alexis Bravo, Jorge Flores y Leonardo Carboni intentaron marcar la diferencia, pero Sport Boys cuenta con un arquero (Carlos Lampe) seguro quien con la complicidad de sus compañeros supo sacar la pelota de su sector.

La primera mitad de juego finalizó sólo con llamadas de atención para los dos planteles, en el entretiempo tanto Carlos Fabián Leeb como Javier Vega tuvieron una larga conversación con sus dirigidos, que retornaron al campo de juego con un sólo propósito, pero sus intentos fueron fallidos ya que ambos guardametas estaban concentrados en su trabajo.

Quedará para el registro los ataques que generaron ambos equipos, la “U” llegó a Warnes con el objetivo de lograr los tres puntos, pero se conformaron con una unidad en un escenario que sufrió algunos cambios, como la puerta de ingreso para la prensa.

WARNES/APG

Comments are closed.