Los jugadores de la selección embarcando en el aeropuerto de Cochabamba. (APG)
Los jugadores de la selección embarcando en el aeropuerto de Cochabamba. (APG)

Con la misión de hacer una buena actuación en su partido contra Argentina, el seleccionado boliviano cerró sus prácticas este domingo en la localidad de Tiquipaya, Cochabamba, donde durante estos tres días de trabajo el entrenador Julio César Baldivieso hizo bastantes modificaciones en su formación y se inclinó por mostrar un planteamiento que en su mayoría será defensivo para tratar de contrarrestar el fútbol del equipo local y buscar al menos un empate que mantenga la ilusión del cuadro verde en las clasificatorias mundialistas Rusia 2018.

Con respuestas evasivas como: “si es necesario jugaremos con una línea de seis”, Baldivieso trató de ocultar el esquema que presentará contra los argentinos. Durante las sesiones de fútbol en el municipio valluno probó un equipo con cuatro defensores y otro con cinco, siendo ésta última la principal opción dando continuidad al fútbol que mostró en sus pasadas presentaciones de visitante en las clasificatorias mundialistas.

Enfrentar a Argentina de manera frontal, como sucedió contra Colombia (2-3) con la intensidad del segundo tiempo, sería un riesgo enorme para el cuadro que dirige Baldivieso porque dejaría espacio para que la ofensiva argentina, encabezada por Lionel Messi, disponga de carta abierta para hacer destrozos y bajo la coyuntura que vive el seleccionador boliviano, por las críticas que ha recibido, no es conveniente dejar a sus futbolistas en este escenario.

Baldivieso ha mencionado antes las diferencias económica y futbolística entre Bolivia y Argentina, y la única manera de colocar la balanza igualada es con coraje y con un juego cauto, que encontraría sus pilares fundamentales en una defensa sólida y transmitir esa seguridad ayudará a que florezca el ataque en medio de la desesperación del adversario.

Es así que delante del arquero Romel Quiñónez -aunque los bonos de Carlos Lampe para ser titular van en aumento- estarán: Ronald Eguino, Fernando Marteli y Luis Gutiérrez, apoyados por los costados por Diego Bejarano y Marvin Bejarano.

Dentro de la concepción de fútbol que tiene Baldivieso, la presión debe realizarse en todos los sectores del campo de juego, es por eso que en la delantera colocará a un jugador con fortaleza física como Yasmani Duk, quien tendrá como apoyo a mediocampistas con roce internacional en la actualidad como Jhasmani Campos y Martín Smedberg-Dalence, “hambrientos” de ingresar al terreno. Mientras, Alejandro Chumacero está recuperado de su lesión y sería parte del once inicial para darle velocidad en marca junto a Danny Bejarano.

Por otro lado, Baldivieso negó que dentro de la preparación para este encuentro de la sexta fecha haya designado a un jugador para una marca particular sobre Messi. “No habrá tal cosa de la marca personal, desmiento eso”, indicó en contacto con el periodismo local.

Por disposición técnica quedaron fuera de la delegación: Raúl Castro, Jorge Flores, Omar Morales y Leonardo Vaca, quienes regresarán este lunes a sus prácticas con sus equipos.

COCHABAMBA/APG

Tu comentario

Comments are closed.