El canciller de Chile, Heraldo Munoz. (MinRe)
El canciller de Chile, Heraldo Munoz. (MinRe)

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, respondió este viernes a los anuncios  del presidente Evo Morales, quien anunció esta semana una serie de argumentos para demandar a Chile ante tribunales internacionales por un supuesto uso “ilegal y abusivo” de las aguas del río Silala.

Ante esta situación, el gobierno  de Chile aseguró  que inmediatamente responderá en el caso de que Bolivia decida judicializar una demanda. El ministro Marcelo Díaz aclaró que en ese caso se hará uso de “los argumentos del derecho internacional y se contrademandará”.

Frente a la serie de argumentos dados a conocer por el Presidente boliviano, el canciller Heraldo Muñoz argumentó, mostrando por primera vez que el mapa que viene adjunto al Tratado de 1904, señala que el Silala es un río internacional. Esta es una prueba que rebate la postura boliviana, que desde 1997 sostiene que sus aguas provienen de manantiales bolivianos que fueron desviados por Chile. Hasta antes de esta fecha, Bolivia reconocía al recurso hídrico como un río internacional.

“Este mapa es decidor y es un antecedente muy importante para nosotros, porque Chile siempre ha defendido la integridad del Tratado de 1904 que fijó las fronteras de manera definitiva entre ambos países”, afirmó el Canciller.

Para el ministro Muñoz, la posición del Mandatario boliviano no sólo es un “voladero de luces, una utilización política de un tema en el contexto que conocemos en Bolivia”, sino que también podría ser contraproducente para ellos. “Es importante que se cuide de este estudio que han dicho que van a elaborar sobre la posibilidad de recurrir a una instancia internacional, porque si eso llegase a ocurrir, Chile podrá contrademandar a Bolivia por los derechos que nos asisten en el uso de las aguas del río Silala”, señaló.

Ante esta nueva controversia, el Canciller recordó como antecedente que en 2009 Chile y Bolivia se sentaron a conversar y llegaron a un acuerdo sobre el uso de estas aguas compartidas, el cual estuvo a punto de firmarse, pero “a última hora los bolivianos se retiraron y no cumplieron con lo que había sido acordado”.

SANTIAGO/Diarios y agencias.

Comments are closed.