1412390805545Martes 22 Marzo 2016.

Gabriela Zapata hizo revelaciones sobre su relación con el presidente Evo Morales tras los ataques recibidos desde el oficialismo, sobre todo, a partir del pasado miércoles 16 de Marzo. Los defensores de Evo con sus ataques a Gabriela provocaron las declaraciones de la expareja presidencial.

En su comparecencia, el pasado 18 de Marzo, en un juzgado paceño para una audiencia que fue suspendida, Zapata señaló a los periodistas: “Ya estoy en la cárcel (…) falta que me maten, así me tengan que matar voy a demostrar la verdad. Bolivia se va a enterar de la verdad”.

 “A mí me acusan de tráfico de influencias y ustedes van a conocer quién es el mayor traficante de influencias”, añadió.

 “Hay demasiada miseria humana y vuelvo a decir que él (Evo) se ha convertido en un monstruo del poder. Lo único que espero es que respeten los derechos de un niño” dijo.

“Yo a él siempre lo consideraba una persona buena antes, ahora es el monstruo que me ha traído aquí (a la cárcel)”, lamentó.

 “Conocí a Evo a mis 17 años en las juventudes del Movimiento al Socialismo (MAS). Me enamoré. Vi que había un líder, una persona mayor, protectora, hasta hace pocos meses creía en el Presidente (…) (Al niño) lo vio un par de veces cuando era pequeño. Me vio embarazada. No era una persona insensible. Él me asignó un monto por el pequeño hasta el 2010.Cuando ese año tuvimos un problema (que no especificó) preferí alejarme y proteger la vida de mi hijo. No me depositó millones. Si ellos creen que el Presidente me ha dado millones es falso”, añadió.

“Cuando yo estaba embarazada la preocupación del Presidente era que mi papá no se enterara. Le comprendí. Hice lo que él me ordenó”, concluyó Zapata.

Gracias, epi

Comments are closed.