Gabriela Zapata Montaño abandona las celdas de la Policía. (APG)
Gabriela Zapata Montaño abandona las celdas de la Policía. (APG)

La expareja del presidente Evo Morales, Gabriela Zapata Montaño, envió este jueves una carta a la oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Bolivia pidiendo y suplicando que haga seguimiento a su caso pues cree que su vida está en peligro al igual que del hijo que tiene en común con el Mandatario.

Zapata envió la misiva  al representante de la entidad de derechos humanos, Denis Racicot, con carácter de urgencia. “Mi vida está en peligro, a fin de poner en conocimiento mi caso y solicitarle encarecidamente tenga a bien atenderlo y efectuar el respectivo seguimiento”, dice en la parte inicial.

La expareja de Morales que guarda detención preventiva en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes asegura que actualmente se encuentra “atemorizada e indefensa ante la arremetida judicial que ha emprendido el Gobierno Nacional” pues diariamente se la acusa públicamente de un sinfín de delitos que dice que no cometió.

“No me dan la oportunidad de defenderme o de que mis abogados puedan realizar las acciones necesarias pues curiosamente mi caso pasea de un juzgado a otro. Peor aún, el señor Presidente he ordenado que en el tema que hace referencia al hijo que tenemos en común, tenga carácter de reservado, por tanto, estoy impedida de que yo o mis familiares puedan demostrar y hacer conocer la verdad”, dice parte de la nota.

La exgerente de la empresa china CAMC también aseguró que esta situación es ya insostenible pues no solamente se trata de un tema de justicia sino de la vida de su hijo.

“Acá se trata de la vida de mi hijo, de su nombre y su existencia que está siendo cuestionada no quiero imaginar con qué fines”, dice en otro párrafo de la carta.

Además denuncia que recibe constantes llamadas en el teléfono público del Centro de Obrajes donde se la amenaza con que aparecerá muerta si se anima a decir su verdad.

El pasado miércoles el vicepresidente Alvaro García Linera, el fiscal General, Ramiro Guerreo afirmaron que Zapata Montaño mintió y que no existía evidencia de que hubiera tenido un hijo con el Jefe de Estado.

Por su parte la ministra de Comunicación, Marianela Paco, reclamó a los ciudadanos, porque creían a una “mujer de esa calaña” antes que al Presidente que lideraba el proceso de cambio.

La tía de Zapata Montaño, Pilar Guzmán, declaró a Radio Fides que la carta “ella lo ha redactado, ella lo ha firmado, si desconfían que hagan el estudio grafológico, y todo lo que está en la carta es lo que ella ha redactado de propia voluntad, nadie le ha dictado, yo estaba allá cuando lo ha firmado, era en la mañana”.

Indicó que Zapata saldrá a los medios a decir su verdad.

Reacción del Gobierno

El Ministerio de Gobierno mediante un comunicado indico que Zapata tiene el mismo tratamiento que las otras 200 reclusas del penal de Obrajes y en ningún momento sus derechos fueron ignorados.

“La señora Zapata en ningún momento quedó incomunicada; al igual que las más de 200  internas del Centro de Orientación Femenina de Obrajes, goza de todos los derechos y garantías que asisten a las ciudadanas que privadas de libertad enfrentan procesos ante la justicia por los delitos que pesan en su contra”, sostiene el boletín institucional.

También indica que Zapata Montaño recibió a medios de comunicación sin ningún impedimento, pero destaca que la reclusa amenazó a una funcionaria del penal.

LA PAZ/Fides

Comments are closed.