Eduardo Pérez Iribarne.
Eduardo Pérez Iribarne.

Sábado 12 Marzo 2016.

La improvisación es el Pan Nuestro de cada día. Nos resulta demasiado duro planificar, analizar, pensar y actuar en consecuencia. Los resultados están a la vista: decimos estar muy bien, pero todavía nos falta demasiado para vivir bien. Discurseamos de nuestra dignidad nacional y estamos invadidos por empresas chinas que no se han destacado precisamente ni por su eficiencia ni por su honestidad.

El gran poder económico chino en Bolivia goza de buena salud y de excelentes beneficios económicos, aunque no siempre respetando los derechos de los trabajadores bolivianos.

La CAMC está en el punto de mira de la opinión pública aquí, aunque en los niveles oficiales la percepción es distinta. Se ha criticado mucho al periodista Carlos Valverde por sus informes sobre presunto tráfico de influencias en los negocios de Gabriela Zapata Montaño.

Sus informes fueron confirmados uno a uno y por si fuera poco, Zapata está en la cárcel de manera preventiva por supuestas pruebas comprobadas de enriquecimiento acelerado. La justicia trabaja en este temita. Pero, en el Gobierno la improvisación es la moneda frecuente, con opiniones interesadas, defensas atolondradas, y acusaciones sin sustento

La Asamblea Legislativa Plurinacional designó una comisión de 12 miembros, siete del oficialismo y cinco de la oposición, para investigar el tema de la CAMC.

Versiones no confirmadas adelantan que algunos de esos contratos no están completos. El dinero asignado para esa comisión es de unos Usd. 143.600. No tendrán limitaciones económicas, pero ya han recibido limitaciones de que no pueden convocar a ciertos testigos intocables.

Lo primero que deseamos es que el informe de la comisión sea único y por consenso entre oficialistas y opositores. ¿Será posible?

Mañana domingo seguiré con el capítulo tercero.

Gracias, epi

Tu comentario

Comments are closed.