Jueves 10 Marzo 2016.

Venezuela está en quiebra económica y política. Todas sus variables como pueblo, nación, país y Estado están quebradas. El autodenominado “Socialismo del Siglo XXI”, ideado por el finado Hugo Chávez, fue una monumental estafa porque cometió los dos más graves errores posibles en su aventura latinoamericana: demasiado dinero y ausencia de un auténtico partido político.

El diagnóstico no es mío sino de Fidel Castro que se lo hizo saber a Chávez, cuando estaba todavía en el poder, de forma muy pedagógica, como eran sus análisis.

En Venezuela hay graves problemas para conseguir alimentos, insumos médicos, repuestos, herramientas. En ese gran país del “bravo pueblo” conseguir algo básico es complicado y en muchas ocasiones imposible como sucede en Cuba desde la Revolución.

El presidente Nicolás Maduro, le echa las culpas de la catástrofe al imperialismo, cuando la razón de toda esa tragedia del siglo XXI es su absoluta incapacidad para todo lo que no sea manejar un tren de metro.

En Venezuela el asesinato es rutina diaria, incluso con víctimas entre agentes  de la Guardia Bolivariana. La morgue caraqueña amontona los cadáveres cada fin de semana sin que las autoridades hagan casi nada.

Caracas se ha convertido en la ciudad más insegura del planeta por delante del mismísimo San Salvador, envenenado desde hace años por las denominadas “Maras” o San Pedro de Sula, la ciudad de Honduras con gatillo libre.

Millones de venezolanos esperan que el inquilino de Miraflores renuncie y se vaya. El martirio de los venezolanos prosigue por capricho de Maduro. ¿Hasta cuándo? Por el momento, no hay respuesta a esta pregunta.

Gracias, epi

Tu comentario

Comments are closed.