lula-ptMartes 8 Marzo 2016.

Luiz Inácio Lula da Silva se convirtió este pasado fin de semana en centro de la polémica brasileña y latinoamericana tras haber sido detenido el pasado viernes 4 en un cinematográfico operativo judicial con 200 policías y 30 auditores del Estado. Una operación exagerada. Declaró durante tres horas continuadas y luego recuperó su libertad.

La actual lucha contra la corrupción en Brasil ha recuperado para las arcas públicas Usd. 806 millones. Ese éxito es obra del juez Sergio Moro. Pero, quizás, Moro, haya olvidado en su exitoso actuar esta norma elemental: el juez debe ser juicioso además de justo. Las proporciones son siempre fundamentales en cualquier acción humana. La detención espectacular de Lula mostró escaso nivel juicioso.

La operación judicial “Lava Jato” ha conseguido devolver algo de confianza a millones de brasileños angustiados porque su país aparece por todo lado como uno de los más corruptos del mundo.

Lula sigue en la mira del Supremo Tribunal Federal de Justicia en su país. La corrupción en la compra de votos opositores en el Parlamento para aprobar sus proyectos gubernamentales en sus dos gestiones consecutivas, los malos manejos en Petrobras durante sus dos mandatos y las eventuales coimas de las grandes empresas constructoras para la “Fundación Lula” siguen en investigación judicial. Tras su detención el viernes, su popularidad rebajó pero sigue con un porcentaje por encima del 50 %.

El ex Presidente viajó en años recientes por América Latina para defender   fUa empresas constructoras de su país. Estuvo en Santa Cruz de la Sierra hace un par de años  en avión de la OAS para publicitar a esa constructora de Brasil en su carretera a través del Tipnis. ¿Lo hizo por altruista ó por dinero?

Gracias, epi

Comments are closed.