El vicepresidente, Alvaro García Linera.(APG)
El vicepresidente, Alvaro García Linera.(APG)

El vicepresidente Álvaro García Linera consideró el domingo que los contenidos en las redes sociales están más cerca del caos que de la verdad, además de ser un refugio de expresiones racistas y calumnias bajo el escudo de la libertad de expresión.

En una entrevista en el programa de una red nacional García Linera dijo que al democratizarse el uso de esa nueva carretera de comunicación todo el mundo se convierte en productor simbólico de realidad.

“Y entonces hay una especia de caos simbólico, de caos de verdad, cada persona es una verdad (…). Cualquier persona puede colocar lo que se le ocurra y puede tener un impacto de verdad en otras personas sin haber medido el efecto”, enfatizó.

En ese contexto, dijo que por medio de las redes sociales se ha orquestado una guerra sucia contra el Gobierno en el último referendo que impulsó el oficialismo a pedido de organizaciones sociales para modificar la Constitución y habilitar al presidente Evo Morales como candidato a una nueva reelección.

“Yo creo esta es la primera elección en Bolivia, donde este nuevo soporte de la comunicación ha tenido un papel importante, yo no diría decisivo, pero ha tenido un papel importante como eco o como precursor de lo que luego se reflejaba en la televisión o en el periódico”, puntualizó al respecto de la victoria del No a la reforma.

García Linera reconoció que la oposición tuvo la habilidad de articular una agenda común en medios en medios comunicación y en las redes sociales; “mientras que nosotros no tuvimos esa capacidad”.

“Hemos aprendido la lección, entonces, vamos a dar batalla en la redes, pero a diferencia de los opositores daremos la batalla con la verdad, de manera responsable”, aseguró y dijo que la incursión de las clases populares en las redes sociales será de gran apoyo.

“Porque buena parte del uso de las redes en esta campaña ha estado jaloneada por clases medias tradicionales, conservadoras. Hay otra clase media popular que se informa pero que no batalla en la red y hay un sector popular campesino, obrero, vecinal que todavía no usa la red; entonces haya que llevar (el internet) a ese sector que siempre acompaña al Gobierno”, complementó.

Además del caos de verdad, el vicepresidente observó que las redes sociales se han convertido en un refugio de las expresiones racistas y calumnias que inyectan a una plataforma de internet que no puede controlarse.

“Pero lo que sí puede haber es un conjunto de responsabilidades y reglamentaciones éticas (…). No puede tener expresiones racistas, no puede hacer amenazas de muerte”, subrayó.

En ese marco, el mandatario destacó la necesidad de adecuar el mismo régimen de auto regulación que existe en los medios de comunicación tradicionales (televisión, radio, prensa) en el ámbito de las redes sociales.

LA PAZ/APG

Comments are closed.