descargaSábado 5 de Marzo 2016.
La salud del futuro será tecnológica, más preventiva que curativa, con fuertes contenidos virtuales más que presenciales. Será completamente distinta y con menores costos también para que la gente pueda vivir sana sin gastar tanto y recuperar su bienestar con dolores con dolores muy leves.

En Estados Unidos, algunas empresas privadas de seguro de salud ya han comenzado con sistemas y procedimientos virtuales que exigen un profundo cambio de mentalidad no tan sencillo de poner en práctica por su exigencia disciplinaria.

En primer lugar, el asegurado asume nuevas y desafiantes responsabilidades. Las aseguradoras le regalan un mini computador con el aspecto formal de un “reloj” pero totalmente revolucionario. Se le educa para que sea su propio médico de cabecera, en el lenguaje tradicional de la medicina del pasado siglo.

Esos “relojes” Se los debe activar para que tome el pulso, la presión sanguínea, la oxigenación corporal, los niveles musculares de ejercicios físicos frecuentes, mejor si son diarios, y una serie de variables que dependen de un diagnóstico clínico inicial realizado en cada caso por un médico especialista. El asegurado tiene que verificar sus signos vitales cada cierto tiempo pues su “reloj – computadora” se reporta permanentemente con un centro virtual que hace efectiva su historia clínica en tiempo real. En caso de algún malestar se prieta un comando y aparece un experto/a para indicar la práctica a seguir por el asegurado, incluida la compra de medicación, para superar esa molestia. Si la patología continúa, aparecerá horas después un especialista específico y tomará cartas en el asunto.

Mañana domingo seguiré con un segundo y último capítulo.

Gracias epi

Comments are closed.