salud-625x441Domingo 6 Marzo 2016.

La salud del tiempo presente tiene tres características preocupantes. Es compleja, sufrida y demasiado cara.

Es compleja porque, sobre todo actúa como medicina curativa y no tanto como preventiva. Aquello significa multiplicadas visitas médicas, tratamientos farmacológicos largos y frecuentes complicaciones procedimentales. Los diagnósticos con alguna frecuencia llegan tarde y a veces son poco efectivos porque las patologías se encuentran ya avanzadas.

Es sufrida pues el paciente debe someterse a tratamientos más o menos dolorosos y en ocasiones con resultados no deseados, pese a la proliferación de equipos clínicos muy costosos y de manejos especializados. El dolor es uno de los obstáculos en los procedimientos clínicos tradicionales. Ha motivado grandes avances en casi todos los campos clínicos, sobre todo en los quirúrgicos.

Es cara. Esta característica es la más preocupante pues la salud pública se encuentra colapsada en muchos de nuestros países latinoamericanos y sin salidas asequibles para los gobiernos de la región. Incluso en los países más avanzados ese tema preocupa a todos sin excepción. La salud privada, mediante seguros, resulta cada año más costosa, sobre todo en Estados Unidos, con nuevas enfermedades como las oncológicas, cada vez más extendidas.

Por lo anterior, en el mundo se buscan soluciones para una medicina más asequible y que consiga, mediante un uso masivo de la tecnología del internet, una mejor calidad de vida sobre todo a partir de los 70 años.

El futuro nos exige asumir los desafíos de la salud con soluciones

concretas, mediante una medicina preventiva y con procedimientos mejor organizados, para vivir mejor.

Gracias, epi

                                                                        

Comments are closed.