El candidato republicano, Ted Cruz. (TMZ)
El candidato republicano, Ted Cruz. (TMZ)

El aspirante a la nominación presidencial republicana Ted Cruz ganó la contienda en Kansas y lideraba la primaria en Maine el sábado, moderando en parte el impulso de su rival en el partido, el multimillonario Donald Trump.

Kansas fue uno de los cinco estados que realizaron primarias o asambleas de nominación el sábado, en las que Trump y la demócrata Hillary Clinton figuran como favoritos de sus respectivos partidos para competir en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre, para suceder a Barack Obama.

Los republicanos en Luisiana, Kentucky y Maine también concurrieron a las primarias el sábado. Cruz lideraba en los resultados preliminares en Maine; mientras que el desenlace en los demás estados se esperaba para más tarde.

“El grito que ustedes escuchan, el aullido que ustedes escuchan desde Washington, D.C., es un completo temor a lo que nosotros, la gente, estamos haciendo juntos”, dijo Cruz a sus partidarios en Coeur d’Alene, Idaho, después de su triunfo en Kansas.

Cruz, senador por Texas que se ha promocionado frente a sus votantes como un conservador auténtico en contraste con Trump, también ganó una votación no vinculante de activistas de la Conferencia de Acción Política Conservadora cerca de Washington.

“Lo que vimos en Kansas es una manifestación del cambio real en el panorama”, dijo Cruz a periodistas en Idaho.

Trump ha logrado una posición fuerte con relación al número de delegados para asegurar la nominación en la convención republicana y está intentando lidiar con una serie de obstáculos de sectores de su propio partido.

Kansas, Kentucky, Luisiana y Maine en total generarán la elección de apenas 155 delegados, en una votación abierta sólo a republicanos registrados.

La exclusión de los votantes independientes que han ayudado al ascenso de Trump suma cierto aire de incertidumbre a la última ronda de contiendas primarias.

Desde que ganó siete de las 11 votaciones durante el llamado “supermartes”, Trump ha sido duramente criticado por la propia elite republicana, que teme que como candidato el polémico nominado lleve al partido a perder las elecciones de noviembre.

Republicanos más moderados han criticado los llamados de Trump a construir un muro en la frontera con México, a perseguir y deportar a 11 millones de inmigrantes ilegales y a prohibir temporalmente a los musulmanes entrar a Estados Unidos.

En el lado de los demócratas, las encuestas muestran a Clinton con una gran ventaja en Luisiana, que cuenta con un grupo importante de votantes afroamericanos, que ayudaron en sus victorias en el sur del país el supermartes.

No obstante, la población predominantemente blanca de Kansas y Nebraska podría inclinarse por su rival Bernie Sanders. Los tres estados determinan un total de 109 delegados.

Clinton ha logrado un fuerte liderazgo en el número de delegados obtenidos hasta el momento frente a Sanders, a quien le sería difícil salvar la brecha.

NUEVA YORK/Agencias

 

Comments are closed.