Martes 1º Marzo 2016.

En el referéndum del pasado domingo 21 de Febrero, el NO ganó en todas las capitales departamentales sin excepción con estos resultados oficiales por orden decreciente:

  1. Potosí, NO 85.70 % y SÍ 14.30 %
  2.  Sucre, NO 70.7 % y SÍ 29.30 %
  3. Tarija, NO 69.50 % y SÍ 30.50 %
  4. Santa Cruz de la Sierra, NO 66.70 % y SÍ 33.90 %
  5. Trinidad NO 65.50 % y SÍ 34.50 %
  6. Cobija, NO 61.10 % y SÍ 38.90 %
  7. Cochabamba NO 58.20 % y SÍ 41.80 %
  8. La Paz NO 58 % y SÍ 42 %
  9.  Oruro NO 55,90 % y Sí 44.10 %.

Se da la circunstancia de que sólo en dos de esas capitales departamentales los alcaldes son del MAS: Sucre y Potosí.

Las dos consultas electorales del 2015 significaron sendas derrotas para el oficialismo: las subnacionales y después los cinco referéndums departamentales sobre los textos de sus estatutos, aprobados en Asambleas dominadas por el MAS.

Poca autocrítica se ha captado dentro del MAS tras su derrota del domingo 21. La derrota ha sido consecuencia de varios factores, pero, sobre todo, por: corrupción, prepotencia, abuso del poder y demasiadas mentiras en muchos de sus dirigentes.

En la vida de cada quien sólo las derrotas enseñan. Las victorias son estímulos para seguir adelante, pero si se quiere aprender, hay que analizar las propias derrotas. Si no se realizan análisis serios y después se toman en cuenta las conclusiones de esos análisis, la conclusión es sencilla: no se puede aprender.

La convocatoria de ese Referéndum Constitucional para modificar el artículo 168 fue apresurada. A Evo le quedan cuatro años como Jefe del Estado, tiempo suficiente para conseguir que un candidato masista pueda ganar la presidencia el 2019. Elegirlo no será sencillo.

 

Gracias, epi

Tu comentario

Comments are closed.