La presidenta del TSE, Katia Uriona.
La presidenta del TSE, Katia Uriona.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) encarará tres desafíos después de consolidarse los datos finales del referendo constitucional: el primero es conseguir la certificación del ISO electoral, el segundo llevar a cabo la auditoría del padrón y el tercero es la modificación de las normativas electorales para mejorar el sistema de conteo de votos.

La presidenta del TSE, Katia Uriona, dijo que trabajaran “de cara a tres desafíos hacia adelante”. Uno de ellos es “todo el trabajo del ISO electoral que son certificaciones de cada uno de los pasos que se siguen para llevar adelante una consulta en el marco democrático”, declaró a Radio Fides.

En ese sentido también se trabajará –dijo- “sobre la auditoría del padrón” siguiendo las recomendaciones de la misión electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que sugirieron la efectuar una auditoría al registro de votantes.

Según Uriona también se trabajará en propuestas normativas para modificar el sistema electoral y habilitar un conteo rápido que le permita a la población tener condiciones de información oportuna sobre los resultados.

En su criterio es necesario la “modificación normativa para fortalecer la cualidad normativa del Órgano Electoral de la Ley 018, de la 026 y de la Ley de Organizaciones Políticas que debe ser abarcada y para esto vamos a hacer una consulta a nivel de diferentes actores políticos”.

LA PAZ/Fides

Comments are closed.